Monterrey se precipita al caos financiero: PRI

El coordinador de los regidores del tricolor, Eugenio Montiel Amoroso, señala que con la salida de Rafael Serna de la Tesorería se da paso a la “partidización” de las finanzas públicas.

Monterrey

La salida de Rafael Serna Sánchez de la Tesorería Municipal de Monterrey es una clara señal de que la administración está sin rumbo y se precipita al caos financiero, afirmó el coordinador de los regidores del PRI en el Cabildo, Eugenio Montiel Amoroso.

Poniendo en duda la renuncia voluntaria del servidor público anticipó un caos financiero al interior del aparato municipal, que ya tiene sus problemas como la asignación de proyectos de asociación público privadas y el manejo de la deuda.

“No es fortuita la salida del señor tesorero Serna Sánchez, esta renuncia se viene gestando desde hace cerca de dos meses y gira  -como todo lo que sucede en la administración- en torno a las ambiciones electorales de Margarita Arellanes, quien en sus afanes aventurados no le importa llevarse de encuentro absolutamente nada, no hay respeto ni trayectorias, ni experiencias, ni área técnica, ni a nada, lo cual es muy lamentable y que seguramente le traerá un costo político y económico a nuestra ciudad”, señalo el edil priista en Monterrey.

Serna Sánchez dio a conocer su renuncia como secretario de Finanzas y tesorero de Monterrey, este lunes, tras haber ocupado el cargo durante un año y ocho meses y encargarse principalmente del refinanciamiento de la deuda municipal, la segunda más alta a nivel nacional.

Aunque el también ex tesorero de San Pedro Garza García no dio a conocer las razones que motivaban su decisión, fuentes de la administración confirmaron que ésta se derivó de meses de tensiones y rumores sobre un posible cambio en la dependencia, que finalmente derivaron en su salida de la administración. 

“Los regidores del PRI lamentamos la salida de Serna Sánchez, con quien, a pesar de haber existido diferencias en la conducción de la Tesorería Municipal, al menos había un reconocimiento de nuestra parte que él era hasta el día de hoy, uno de los pocos funcionarios dentro del Gobierno de Margarita Arellanes con prestigio y reconocimiento en el medio técnico y financiero.

“Por lo que su relevo será leído como la politización y partidización de las finanzas municipales, y como se dice coloquialmente, pa’l baile vamos”, insistió el coordinador de los ediles priistas.

Advirtieron que ante estos cambios, la única salida viable para resguardar las finanzas públicas es endurecer su posición y ser aún más cautos en la revisión de las cuentas públicas.

“Desconfiar aun más sobre lo que se viene haciendo dentro de la Tesorería, pero sobre todo, poner una gran lupa para observar y espulgar las próximas acciones que por ahí tratarán de procesar y que no huele nada bien”, puntualizó.