Avanza 'blindaje' contra el aborto

La propuesta fue avalada por la mayoría de los diputados locales, y sólo con los votos en contra de los legisladores del PRD, PT y Nueva Alianza.

Monterrey

Entre protestas dentro y fuera del Congreso del Estado, los diputados locales del PRI y el PAN cerraron el cuarto periodo de sesiones sacando adelante en primera vuelta de la reforma al artículo primero de la Constitución local en materia de protección a la vida, que cerraría la puerta a la legalización del aborto en Nuevo León.

El tema, que por momentos se tambaleó debido a la falta de consensos, se atrasó hasta cerca de las 18:00 de ayer, cuando los legisladores admitieron a discusión la reforma constitucional aprobándose con 33 votos a favor de PRI y PAN, y seis votos en contra de Nueva Alianza, PT y PRD.

Desde temprana hora manifestaciones a favor y en contra del aborto arribaron al edificio legislativo intentando acceder al Salón de Pleno del Congreso local, provocando el actuar de elementos de la Policía Estatal, quienes colocaron vallas para impedir el paso y protagonizaron un conato de bronca con grupos más radicales.

Cerca de las 09:00 un centenar de personas del colectivo "Yo Soy Voz" se presentaron en el Congreso del Estado, donde entregaron cerca de cinco mil firmas a favor de la reforma, con lo que sumaron un total de nueve mil personas manifestando su opinión en contra del aborto.

Posteriormente intentaron acceder al Pleno del Congreso por el área que da a la Macroplaza, sin embargo se toparon con vallas metálicas y elementos policíacos que se los impidieron, por lo que permanecieron durante casi toda la jornada que se extendió por cerca de 12 horas.

Minutos más tardes arribó al Congreso otro grupo de personas menos numeroso, que se manifestó en contra de la reforma y que intentó acceder a la fuerza por la planta baja, suscitando un conato de bronca con los elementos policiacos.

Conforme fueron pasando las horas los ánimos fueron disminuyendo e incluso una buena parte de los manifestantes se retiró del lugar, por lo que los diputados del PAN, Francisco Treviño Cabello, Blanca Lilia Sandoval y Carolina Garza, decidieron salir del Pleno e incitar a los manifestantes a favor de la reforma a que subieran el nivel al grito de “Nuevo León ama la vida”.

Ya en el Pleno, el diputado Luis David Ortiz Salinas, presidente de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, leyó el dictamen y se manifestó a favor del mismo.

“El Estado reconoce protege y tutela el derecho a la vida que todo ser humano tiene desde el momento de la fecundación entra bajo la protección de la ley y se le reputa (considera) como nacido para todos los efectos legales correspondientes hasta su muerte natural sin perjuicio de las excluyentes de responsabilidad previstas en el Código Penal para el Estado de Nuevo León.

“De la misma forma, se adecua el sexto párrafo del mismo artículo para efectos de claridad adecuándolo a que toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y esparcimiento de sus hijos”, dijo.

Asimismo, en la discusión comparó la opinión de las mujeres que apoyan el aborto como solución a un embarazo no deseado.

“No se puede comer en demasía una noche y al día siguiente querer tomarse una pastilla y adelgazar, no se puede beber hasta el exceso y al día siguiente con una pastilla evitar lo que se hizo”, y tildó esto de irresponsable.

Por su parte, los diputados de Nueva Alianza y PRD se manifestaron en contra de la reforma que, según dijeron, criminaliza aún más a la mujer y la priva de decidir sobre su cuerpo y su sexualidad.

La reforma aprobada requiere una segunda votación en otro periodo de sesiones para poder convertirse en constitucional, y siempre y cuando alcance la votación de la mayoría calificada del Congreso, es decir, 28 de los 42 diputados.