Con esa reforma no disminuirá la pobreza

Afirma economista de la UAEH.

Pachuca

La reforma hacendaria no afectará la fluctuación de la moneda nacional, pero al no contemplar la verdadera distribución del ingreso tampoco apoyará a la disminución de la pobreza, problema que hoy afecta a la mitad de la población mexicana, aseguró el economista e investigador de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo Daniel Velázquez Orihuela.

Agregó que uno de los huecos más grandes de este cambio a la ley hacendaria es que no se contempla una política industrial, por lo que pese a que sí se recaudarán más ingresos por concepto de impuestos, el gobierno no tendrá, de manera estratégica en donde invertirlos para hacer crecer la economía.

“Es decir no se tendrá un combate frontal a la pobreza y desigualdad, aunque se debe reconocer que la reforma en este tema tiene intentos interesantes como el seguro de desempleo así mismo la pensión universal para adultos mayores”, dijo Velázquez Orihuela.

Destacó que aún así estas acciones se quedan cortas, dado que la distribución del ingreso en México exige mayores esfuerzos en el tema, porque en el país se tiene a los hombres más ricos del mundo, pero también se tiene a población empobrecida.

Por otro lado, el investigador de la UAEH, retomó y ahondó el tema de la nula consideración en la reforma hacendaria de una política industrial para hacer crecer la economía nacional.

“Necesitamos que el gobierno nos señale en la reforma en donde va a invertir el dinero que recopile, cuál va a ser la industria que va a impactar, cuáles son las paraestatales, qué va a hacer para que la economía crezca y se genere el cambio tecnológico endógeno”.

Aseguró que todo esto no se contempla en el documento, tan no se contempla que el proyecto de la nueva refinería planteado para efectuarse en la entidad se ha detenido.

“Entonces uno se pregunta nos están pidiendo más dinero, pero si nos piden más dinero nos tienen que dar algo a cambio, entonces como población debemos esperar dos cuestiones: mayor justicia social y que el país crezca y es este segundo punto en donde no se ve claramente como la reforma pueda generar mayor crecimiento”.

Otro de aspecto que la reforma debe de enmarcar y no lo hace es el que si se pide más dinero a la población se asegure que el dinero se ejerza bien.

“Esto es lo que no se vale, mientras no se acabe con la corrupción y con los compadrazgos que hay al interior del gobierno cualquier alza en los impuestos se verá mal vista”.

Dijo que el alza al impuesto para quienes ganan más de 50 mil pesos no impactará a empresarios como Carlos Slim que a diario tienen una ganancia económica por arriba del millón de pesos, por lo que negó que la reforma a la ley sea equitativa. 

Controlar la pobreza

Daniel Velázquez Orihuela aseguró que para velar realmente por los intereses de la gente en extrema pobreza, el país, más allá de una reforma, necesita contar con una red de seguridad social importante e impulsar la generación de empleo.

“La reforma hacendaria dice: si tú empresa contratas a un adulto mayor el gobierno pagará el 25 por ciento de su salario; pero esta política no tiene sentido porque en realidad, como ya pasó con el programa del primer empleo lo que se provocará es que el sector privado comience a despedir al personal que ya se tiene para contratar al trabajador subsidiado”, compartió.

El gobierno, para asegurar el bienestar de los adultos mayores, debe evaluar el por qué el sistema de pensiones ha fracasado en México, cuestión que ha provocado que este sector de la población tenga que trabajar cuando debería tener un sustento para vivir su vejez.