Si no hay refinería, que se indemnice al estado: Carreño

Desarrollo de 10 mil viviendas quedaría parado en la región, acusa líder del CCE.
Proyectos como Casas Quma, que iba a construir 10 mil viviendas, se quedaron parados.
Proyectos como Casas Quma, que iba a construir 10 mil viviendas, se quedaron parados. (Especial)

Pachuca

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial del estado, Francisco Carreño Romero, señaló que en caso de que el gobierno federal decida no construir la nueva refinería en Tula, que se había comprometido desde la administración anterior, se debe resarcir el daño al estado, pues además de endeudarse y pagar intereses muy elevados, también se estaría frenando el desarrollo de esa región.

El líder de los empresarios destacó que Hidalgo lleva unos cuatro años pagando intereses y parte de la deuda millonaria que adquirió para poder hacer la compra de los terrenos; además de que fueron muchos los proyectos que se hicieron en torno a la refinería que se comprometió para el estado, mismos que están parados .

Explicó que de negarse de manera definitiva la refinería para Tula, la Federación deberá reponer el dinero de la deuda y los intereses, además de generar obra pública para resarcir un poco el daño.

El presidente del CCEH explicó que cuando se anunció la llegada de la refinería a Tula, muchas empresas se interesaron en hacer proyectos e invertir en el estado, pero al haberse estancado el proyecto se quedaron sin ninguna protección "Y ahora es dinero que está enterrado, que no está generando utilidades".

Entre los proyectos del sector privado más grandes que se tenían para la zona está por ejemplo el de Casas Quma, quien iba a construir un desarrollo de 10 mil viviendas, y que se quedó parado, lo mismo un parque industrial privado que se tenía para el lugar.

Asimismo, pidió que PEMEX sea quien explique si se hará el proyecto o queda plenamente anulado, pues dijo que hasta que no sea oficial el anuncio, no se puede señalar que ya no se hará; aunque dijo que esta confirmación tendrá que ser inmediata para no tener detenida la inversión y se busquen alternativas de desarrollo para la región, además de modificar algunos proyectos que se habían hecho.

Señaló que si bien fue el ex presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa quien se comprometió a edificar una refinería en Hidalgo, el nuevo gobierno también tomó esa bandera y dijo que se haría, luego se ha condicionado a la aprobación de la Reforma Energética; aunque hay voces que señalan que ya no se hará a pesar de aprobarse ésta.

"Yo creo que se debe ser institucional y no simplemente decir que ya no se puede… además de que deben regresar no sólo el dinero que se invirtió, sino regresarlo con obras por todo el daño que se causó, pues lo que se perdió fue muchísimo y no sólo el dinero".

"Tienen que pensar cómo van a resarcir el daño al gobierno del estado".

Pese a ello, Carreño Romero señaló que no se trata de un capricho, sino más bien de un compromiso que debe cumplirse o en todo caso hacer un verdadero análisis de la situación y explicar porqué no es factible un proyecto como se había pensado.

"No queremos tampoco caer en la necedad y crear un elefante blanco, queremos que realmente funcione y que se garantice su rentabilidad".

Por último, dijo que existe una incertidumbre por lo que sucederá en estos días con respecto a las dos reformas que se plantean en el Congreso, fundamentalmente con la Energética, la cual ha desatado protestas de la ciudadanía.