Con daño, tierra, aire y agua del sur de Tamaulipas

La zona arrastra gran contaminación debido a que no hay control sobre las emanaciones de la refinación del petróleo y emisiones industriales, dice experto.
El hidrotúnel es una de las fuentes de contaminación, afirman.
El hidrotúnel es una de las fuentes de contaminación, afirman. (Yazmín Sánchez)

Tampico

El sur de Tamaulipas se encuentra severamente afectado por tres pasivos ambientales que dañan el medio ambiente: la contaminación se presenta en agua, tierra y aire dijo el ingeniero ambientalista Miguel Ángel Verástegui Cavazos.

Indicó que en Tampico, el principal generador de contaminación del agua se presenta en la laguna del Chairel, ya que los estudios que el ecologista ha efectuado, indican que derivado de las más de 20 descargas de aguas negras, el método de potabilización que lleva a cabo la Comisión de Agua Potable (Comapa) no es el correcto, además de ser el más arcaico.

La referida laguna que es de donde se abastece la Comapa enfrenta serias complicaciones por la pésima calidad de agua y de acuerdo al método que se aplica el agua que se toma es difícil de procesar, señaló.

Dijo que otro de los contaminantes en el Chairel es la infestación de pez diablo que al ser rechazado por pescadores agrava la contaminación del vaso lacustre.

"La laguna del Chairel requiere con urgencia de un análisis del agua y no se ha hecho, es una mala voluntad política porque los titulares de la Comisión Municipal de Agua Potable no han hecho nada para que se hagan los análisis y demuestren la problemática de contaminación que ya se está presentando y que sin duda repercutirá en las familias de la zona conurbada", indicó.

Expuso que de acuerdo con la medición de la calidad de agua en el estudio de impacto ambiental realizado por ambientalistas, se constató que existe en la laguna del Chairel un alto porcentaje de coliformes que son bacterias procedentes de las heces fecales, situación que agrava la contaminación.

El segundo pasivo ambiental lo presenta Ciudad Madero con las emanaciones atmosféricas provenientes de la Refinería "Francisco I. Madero", las cuales son consideradas de alto riesgo, indicó que cada vez son más intensos los olores que se perciben en el aire, y las familias de la urbe petrolera han tenido que soportar esta situación.

Afirmó que en Altamira, las plantas del corredor industrial, son el principal generador de contaminación al ambiente y que a pesar de que no cumplen con límites permisibles para la emisión de gases que señala la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, autoridades no reconocen que rebasan las normas ambientales.

Tan sólo en el centro refinador se ubican 22 plantas procesadoras de productos petrolíferos, mientras que en la urbe industrial se han contabilizado más de 24 empresas petroquímicas que de igual forma procesan y tienen sus emanaciones ambientales.

"Así de fuerte está la contaminación en la zona sur, las leyes, reglamentos y normas oficiales no se aplican, cuando se cumpla con lo establecido, los problemas de contaminación se estarían mitigando en la zona sur, pero nada se ha hecho porque se permite a las industrias las emanaciones de gases y todo lo que se procesa, lo mismo sucede con el centro refinador en la urbe petrolera, es necesario que Profepa, Semarnat tomen cartas en este asunto, pero no lo han hecho", comentó.

La emanación de pestilentes olores que a pesar de haberse clausurado surgen del ex botadero de la colonia Sahop y el Zapote, representan un tercer pasivo ambiental que han tenido que enfrentar los ciudadanos.

Ambos basureros no han sido remediados y se corre el riesgo de que los lixiviados dañen la laguna del Chairel y playa Miramar respectivamente, incluso se constató que ya están llegando al Chairel justo donde se encuentra la bocatoma de la Comapa, expresó Verástegui Cavazos.

"Las autoridades estatales y municipales no han sido conscientes, ya que han permitido que los tres pasivos ambientales que presentan Tampico, Madero y Altamira sigan su curso".

Miguel Ángel Verástegui advierte que es urgente que se inicie un programa de recuperación de cuerpos de agua, que se sancione a las industrias que contaminan con sus emanaciones de gases al ambiente y que se proceda con urgencia en la remediación de los ex basureros, de otra forma se pone en riesgo la salud de las familias que habitan en esta parte de Tamaulipas.