Sugieren a padres supervisar redes sociales de sus hijos

Es importante tener interacción con los hijos y detectar a tiempo posibles casos de “ciberbullying”, comenta el especialista Jesús Amaya.
Jesús Amaya Guerra participó en el evento “Guía de Seguridad Para Menores en Internet".
Jesús Amaya Guerra participó en el evento “Guía de Seguridad Para Menores en Internet". (Especial)

Monterrey

Con motivo de la violencia escolar en la era digital, el llamado “ciberbullying”, los padres de familia deben supervisar la utilización de las redes sociales de sus hijos, por el abuso de estas agresiones entre alumnos escolares.

Así lo advirtió Jesús Amaya Guerra, autor de varios libros en el evento “Guía de Seguridad Para Menores en Internet”, organizado por la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información.

Precisó que el “bullying”, que desde hace muchos años existe en los planteles educativos, con nuevas características y elementos a las redes sociales.

“Ahora, independientemente de la violencia en los centros escolares, se manifiesta a través de la computadora desde donde se desempeña la agresividad y humillación a sus compañeros”, indicó.

Quien es autor de varios libros con este tema, precisó que se ha llegado a una agresión a través de una fotografía del agredido en la que se le ponen título y algunas desfiguraciones en su rostro, para ridiculizarse y sean objeto de burla.

“El proceso de la relación humana también ha cambiado, ahora el muchacho es avergonzado a través de las redes sociales en todos sus aspectos”, precisó.

Dijo Amaya Guerra que, en ese sentido, el alumno agredido le genera un mayor problema en su persona y es avergonzado.

“Anteriormente el ‘bullying’ era solamente en las escuelas, de ahí no pasaba, ahora mediante las redes sociales, correos electrónicos, una mayor parte de los ciudadanos lo saben y lo pueden ver”, puntualizó.

En su concepto, expresó que los padres de familia, así como se ocupan y preocupan de que sus hijos se conecten con la pornografía, ahora la deben extender para poder observar el tipo de interacción que tienen sus hijos.

“Si el muchacho es observado que no está haciendo buen uso de esto se deberá restringir su utilización; pero además si su hijo está siendo víctima, pues que al enterarse que lo están ridiculizando, que la cancela y se desatienda”.

Al evento acudieron alumnos de diversos planteles educativos de la entidad que se interesaron mucho en el tema y en algunos casos interactuaron.

Jesús Amaya Guerra calificó de lamentable que el 80 por ciento de los padres de familia no tienen idea lo que sus hijos ocupan su tiempo a través de las redes sociales, y sobre todo, la interacción con otros amigos.

“Mi recomendación a los papás es que si no tienen Facebook, es necesario que lo tengan, y de esa manera interactuar con sus hijos”, concluyó.