Vigilar redes sociales para evitar bullying, propone diputado

Juan Eduardo Robles Castellanos, legislador en Veracruz recomienda mayor integración familiar y pide a padres verificar la información que sus hijos reciben y suben a Internet.

Pánuco

Una mayor integración familiar y la vigilancia constante de padres a hijos respecto del uso de las "redes sociales" pueden prevenir y reducir significativamente los índices de agresiones entre estudiantes, manifestó el diputado local del congreso del estado de Vertacruz, Juan Eduardo Robles Castellanos, luego de haber realizado una visita al municipio de Pánuco, considerando que en esta zona.

El Legislador, quien recientemente presentó una Iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley contra el Acoso Escolar para el Estado, hizo un llamado a padres y madres de familia para que permanezcan atentos y verifiquen la información que sus hijos reciben y suben a los sitios interactivos de Internet.

Ante el próximo regreso a clases, les recomendó también estar al pendiente de niños y jóvenes, conocer a sus amistades y compañeros, así como su manera de relacionarse con ellos, por lo que destacó la importancia de inculcarles el respeto hacia los demás.

Indicó que los casos de acoso escolar, en muchas ocasiones se derivan de la falta de atención de los padres, quienes no conviven con sus hijos por atender largas jornadas de trabajo.

Robles Castellanos reconoció que las redes sociales "son extraordinarias, pero deben usarse con cuidado", y toca a los padres establecer un horario y un límite de tiempo para que los menores aprendan a utilizar estas herramientas con moderación.

Añadió que el bullying ha adquirido en los últimos años nuevas formas a partir del uso de diversos dispositivos, por los que cada vez más frecuentemente se suben vídeos con los que niños y jóvenes son exhibidos en alguna red social.

El representante popular confía en que al iniciar el próximo periodo de sesiones ordinarias se apruebe su Iniciativa –que propone el cambio de nombre al de Ley de Acoso, Prevención y Seguridad Escolar–, y entre en vigor durante el próximo ciclo escolar.