Red renueva críticas al ombudsman de Jalisco

Señalan dos alertnativas para "rescatar" la Comisión Estatal de Derechos Humanos
Desde el 2008 no se tenían tantas inconformidades por casos de tortura en la institución.
Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (Milenio)

Guadalajara

La presencia de Felipe de Jesús Álvarez Cibrian en la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco representa el punto más bajo de aplicación de los derechos esenciales en la entidad, debido a la personalidad del ombudsman, emergida de procesos de negociación política "turbios" que dieron al traste con el trabajo institucional, advierte el texto del informe de la Red Jalisciense de Derechos Humanos.

"La única posibilidad para rescatar el proyecto de la CEDHJ descansa en dos alternativas: uno, que la sociedad civil la rescaten del estado de degradación y descomposición social en que está inmersa desde el año 2007 [cuando asumió Álvarez Cibrian], y dos, que los diputados de la actual legislatura local no se presten a la continuidad cibrianista sino que permitan foros de evaluación y diagnóstico de la CEDHJ previos al proceso de consulta pública para la designación del quinto titular de la CEDHJ", señala en sus conclusiones el informe anual.

En el cuerpo del documento, destacan que el ombudsman cerró la puerta de la comisión a los luchadores sociales históricos de derechos humanos y a las instancias conformadas de la sociedad civil. "Disponemos de sólidos indicios de que Felipe de Jesús Álvarez Cibrian compró el cargo de cuarto presidente de la CEDHJ, al negociar y pactar con dos diputados panistas de las legislatura local [...] a quienes entregó una suma próxima a cuatro o cinco millones de pesos, por ser designado en junio de 2007", dice el documento en su página 8.

La segunda etapa de Álvarez Cibrian fue "a modo" para que sólo el ombudsman quedara en la carrera; "lejos de actuar con imparcialidad e igualdad de condiciones en la protección y defensa delos derechos humanos, sólo promueve los de su partido [PRIAN] y de su propio grupo político". Esperan, así, que en 2017 se dé un cambio, lo cual dependerá de la postura de los legisladores, en este caso, dominados por las franquicias del PRI y de Movimiento Ciudadano. El documento se denomina: "La crisis de derechos humanos en Jalisco, a causa de la necropolítica y la CEDHJ. Informe sobre la situación de los derechos humanos en 2016".