REPORTAJE | POR ANA PONCE

Acusan red de pederastia en Diócesis de Saltillo

Aída Badillo, activista defensora de los derechos humanos, estima que más de 60 menores de edad podrían ser víctimas

En una grabación recogida por Aída Badillo, activista defensora de los derechos humanos, 'Alexis' relata la historia de cómo llegó a la Diócesis de Saltillo y acusa la presunta red de corrupción de menores.

El DIF Coahuila lleva registrados 120 casos de violencia sexual contra menores.
El testigo afirmó que las víctimas son reclutadas a través de retiros espirituales. (Milenio Digital)

Saltillo, Coahuila

Alexis, una presunta víctima de pederastia, acusó a la Diócesis de Saltillo de tener una red de prostitución de menores en Coahuila.

En una grabación recogida por Aída Badillo, activista defensora de los derechos humanos, el hombre de 33 años relata la historia de cómo llegó a la Diócesis de Saltillo y acusa la presunta red de corrupción de menores que tiene la iglesia.

Alexis, como prefirió ser llamado, narró que a los 14 años tuvo su primer acercamiento con la iglesia cuando asistió a un retiro espiritual decembrino que se realizaba en el Seminario Menor, en la ciudad de Saltillo, donde notó que las bromas de los guías espirituales eran "extrañas".

“Los guías espirituales nos daban nalgadas estando desnudos en las regaderas (..,) En el Seminario Diocesano las relaciones entre los mismos seminaristas era algo muy común”, dijo Alexis en la grabación de 50 minutos.

Añadió que tres años después, cuando tenía 17, se integró al movimiento nacional Circulo del Espíritu Santo y de la Cruz, donde un sacerdote le propuso sostener relaciones sexuales; él aceptó.

 “Nos reuníamos semanalmente para tratar cuestiones del grupo, sin embargo, una ocasión en la oficina se empezó a acercar más y cuando menos lo pensamos estábamos los dos de frente, me dio un beso y yo se lo respondí; pasó lo que tenía que pasar (relación sexual) en la oficina de la iglesia”, dijo.

'Alexis' señaló que los encuentros pasaron de la oficina de la iglesia a moteles, sin que a nadie le pareciera extraño el acercamiento entre el sacerdote y el adolescente.

En el audio, también acusa que Carlos Llamas, activista de la comunidad LGBTTTI, "reclutaba" adolescentes para ser prostituidos por los grupos religiosos dirigidos por el padre Robert Cougan, responsable de la Pastoral Penitenciara.

“La iglesia siempre ha sido así, pero como que José Raúl Vera López (Obispo de Saltillo) vino a traer más libertinaje, era más escondido, era bien raro, pero ahora ya hay más libertinaje, es más el descaro de un sacerdote”, señaló Alexis.

Pese a reconocerse como una víctima de pederastia, señaló que no estaría dispuesto a declarar ante las autoridades, pues teme a las repercusiones que su denuncia podrían traer.

“Es una mafia, en lo poco o mucho que viví dentro de la iglesia supe que es un juego de poder, si no les convienes te vas, te desapareces, tienen que silenciarte de cierta manera para que ellos no queden mal", dijo.

Aída Badillo estima que más de 60 menores de edad podrían ser víctimas de la presunta red de corrupción en la Diócesis de Saltillo.

Hizo un llamado a las víctimas para que denuncien ante la Fiscalía General del Estado y aseguró que entregará los resultados de su investigación a las autoridades.

rcm