REPORTAJE | POR LUIS ALBERTO LÓPEZ

Un ISN "opaco", preocupa a empresarios de La Laguna

Juan Adolfo Von Bertrab, vicepresidente de Canacintra y José Antonio Baille Smith, presidente de CANACOTO, coinciden en que la falta de información sobre las obras y recursos debe terminar.

El paso elevado “El Alamo” se construye en el periférico.
El paso elevado “El Álamo” se construye en el periférico. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

El tema del Impuesto Sobre Nómina (ISN) sigue en la agenda pública y los empresarios insisten en más transparencia e incluso, tener más facultades para influir en su destino.

La Cámara de Comercio de Torreón (CANACOTO) sabe que el problema de la falta de información sobre las obras y recursos del impuesto no es nueva, sin embargo para erradicar esa práctica de obras "a modo" resulta necesario modificar el esquema con el que funciona actualmente.

En cuanto a los ejercicios fiscales anteriores, de 2015 hay pendientes 9 proyectos por terminar y de los cuales 7 ni siquiera cuentan con un 50% de avance.

"El problema salió a la luz por declaraciones del CLIP, pero esto tiene 5 o 6 años. Se tiene un Comité Técnico que no tiene participación o sugerencia más allá de las obras que presenta el gobierno y por eso hemos pedido que se haga un fideicomiso para que haya más claridad", afirmó el presidente de la Canacoto, José Antonio Baille Smith en entrevista para el programa Cambios de Multimedios Laguna.

Expuso que en toda la entidad hay problemas sobre la falta de transparencia de lo recaudado por el gobierno en esa materia e incluso, por eso delegaciones de la Cámara de Comercio promueven la creación de más comités como el de Torreón y Saltillo.

Cita como ejemplo el caso de Monclova y Ciudad Acuña.

"En el resto del Estado no se da esto y no toman en cuenta a los organismos de la sociedad. Las cámaras estamos alentando el tema con los alcaldes para crear comités o comisiones".

Recordó que la esencia del ISN siempre ha sido aplicar los recursos en infraestructura que fomente inversiones o mejore el sector productivo, sin embargo ante contingencias climáticas los empresarios optaron por dar el "sí" a proyectos de drenaje pluvial y sanitario.

"Los tiempos cambian y no estamos cerrados a situaciones especiales, como obras para temas hidráulicos que benefician a toda la comunidad".

En el caso de la delegación local de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), su vicepresidente, Juan Adolfo Von Bertrab consideró necesario que la aplicación de recursos sea como "un libro abierto", aunque no se trata de cuestionarlo todo tampoco.

"La preocupación de Canacintra es la recaudación que se da por el ISN y el compromiso del retorno en obras de infraestructura".

"Queremos que se maneje con claridad y a libro abierto, si se gasta en una cosa y hay un problema que se diga para resolverlo".

Opina que al no existir honestidad en los avances y acciones por cada proyecto, hay más problemas que soluciones a la problemática social y empresarial.

"No se trata de cuestionar cada situación que se da y parece que se está polarizando para una confrontación. El dinero se genera y ahí debe de estar, nada más es ponerse de acuerdo para que lo transparenten".

El Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP) es quizá el organismo que más ha insistido en el tema de rendir cuentas sobre los avances físicos y financieros, por lo que recriminan la falta de voluntad de la autoridad estatal por posponer las reuniones para la segunda quincena de agosto.

"Pasó el tiempo y a raíz de que sigue creciendo el remanente del ISN de años anteriores, todos los organismos empezamos a platicar sobre esto para generar un documento con una invitación y recibimos un comunicado en el sentido de que por la temporada de vacaciones se programará para agosto", expresó Juan Antonio Sifuentes Terrazas, representante del organismo, en el programa Cambios.

Añadió que de 2012 a la fecha va una inversión cercana a los mil 500 millones de pesos que no ha sido clarificado en su totalidad, pues de algunos proyectos hubo excedentes presupuestales.

El último reporte

Según el informe de la última reunión del Comité del ISN a finales de febrero, las obras aprobadas el año pasado y que no presentan ningún avance son la planta potabilizadora de la Línea Verde (10 millones de pesos), otra del Parque Río Nazas ($20 millones), la construcción del Periférico La Joya-La partida en su primera etapa ($30 millones) y las obras hidráulicas del sector Mieleras ($50 millones).

Milenio La Opinión Laguna tiene una copia de los documentos y conclusiones de ese encuentro encabezado por la Secretaría de Finanzas de Coahuila.

En lo que respecta a las 8 obras hidráulicas y sanitarias aprobadas el año pasado para distintos puntos de la ciudad, 4 presentan un avance superior al 50% y una más ya está concluida.

"Los tiempos cambian y no estamos cerrados a situaciones especiales, como obras para temas hidráulicos que benefician a toda la comunidad".

Las que todavía tienen una construcción lenta corresponden al colector Morelos-Escobedo-Revolución que para ese entonces tenía un 2% de avance y cuenta con una inversión de poco más de un millón de pesos.

De igual forma la tubería y equipamiento del Pluvial Sarabia tiene el mismo porcentaje y un costo superior a los 7 millones de pesos.

Otro de los proyectos con lento avance corresponde al Cárcamo y Colector Sanitario de Residencial del Norte-Planta de Aguas Residuales que tiene un 15%. Su inversión es de 34.27 millones.

La única que hasta finales de febrero ya había sido terminada, es el equipamiento y cárcamo pluvial 1 y 2 en Senderos.

En cuanto a los ejercicios fiscales anteriores, de 2015 hay pendientes 9 proyectos por terminar y de los cuales 7 ni siquiera cuentan con un 50% de avance.

Entre ellas está el acceso norte a Ciudad Industrial 2 ($7 millones), el Pluvial Zona Independencia-Abastos (un millón) y el equipamiento del Parque Industrial Centenario (50 millones de pesos).

[Haz click aquí para ampliar el gráfico]