GP se apretará el cinturón ante probables reajustes

El síndico Dagoberto Limones López dijo que el ayuntamiento de Gómez Palacio mantendrá con más énfasis su plan de austeridad con el que se inició la administración, limitando los gastos.
Aplican gel antibacterial, además de entregar folletos informativos sobre la influenza y cubre bocas.
Buscará que las obras que ya existen en desarrollo y con avance, no presenten ningún contratiempo y se concluyan como estaba previsto. (Milenio Digital/Archivo)

Gómez Palacio, Durango

El síndico Dagoberto Limones López dijo que el ayuntamiento de Gómez Palacio mantendrá con más énfasis su plan de austeridad con el que se inició la administración, limitando los gastos en telefonía celular, pago de rentas, pago de horas extras y otros, a fin de mantener ahorros, en tanto que habrá de valorar la posibilidad de un reajuste de personal y que éste dependerá de cómo quedará finalmente el presupuesto, que sufrirá modificaciones a la baja.

Explicó que una vez que se tenga la claridad del reajuste en materia de participaciones y gasto corriente, será entonces cuando se evaluará desde la Comisión de Hacienda del Cabildo gomezpalatino, el tamaño de la reducción presupuestal y sobre eso se podrán definir otras estrategias administrativas, como pudiera ser un recorte de personal de confianza.

Limones López apeló a la consciencia de los funcionarios para que bajen esos lineamientos de austeridad a su personal, para que adopten las medidas pertinentes

"Tenemos que priorizar lo fundamental, por lo que no habrá nuevas contrataciones de personal y con la posibilidad de que en algunas áreas pudieran tener fusiones o bien despidos del personal de confianza", dijo el síndico.

Señaló que a partir de la información que se tenga, se buscará que las obras que ya existen en desarrollo y con avance, no presenten ningún contratiempo y se concluyan como estaba previsto en calendario.

En lo demás, reiteró, se tendrán que hacer ajustes necesarios al gasto corriente en algunos rubros como combustibles, telefonía celular, papelería, artículos de oficina, gastos de viaje y viáticos, a manera de no registrar sobregiros y sí un mayor ahorro, pero sin que se trastoque la operación de la administración.

Limones López apeló a la consciencia de los funcionarios para que bajen esos lineamientos de austeridad a su personal, para que adopten las medidas pertinentes y que todo se refleje en un menor gasto.

"No he recibido la dimensión del recorte federal, hasta donde tenemos la última información, la propuesta de Ley de Ingresos y Egresos estaba bien, pero empezaremos con la revisión profunda de lo que nos autorizaron y si extraordinariamente hubiera algún ajuste, se tocaría el tema y en su momento se abordaría en forma concreta, pero de momento se mantiene en reserva un posible reajuste".