Con impresoras 3D, Jalisco innova en reconstrucción craneal

También se usa esta tecnología para medir el crecimiento fetal o en la infancia; para diseñar férulas y ahora prótesis de mano.
Alejandro Martínez Farah, director de Createbot México, empresa que imprime los prototipos en 3D
Alejandro Martínez Farah, director de Createbot México, empresa que imprime los prototipos en 3D (Maricarmen Rello )

Guadalajara

Desde Jalisco, un equipo de emprendedores ofrece una solución que ha marcado la pauta en materia de reconstrucción craneal, a través del diseño de prototipos creados con impresoras 3D, moldes que luego sustituirán las partes dañadas por traumatismos severos de cráneo o por ciertos padecimientos congénitos e inflamatorios del cerebro.

Este team está conformado por el cirujano plástico Juan Eduardo Pérez de la Torre, por el cirujano maxilofacial Javier de la Peña, por Armando González, otorrinolaringólogo; por Jorge González, especialista modelador de materiales en 3D y por el emprendedor Alejandro Martínez Farah, quienes dieron constancia del beneficio de estas impresoras 3D tras la intervención exitosa de Cristian, un niño de doce años sometido a una craneoplastía debido a un traumatismo tras haber caído de la azotea. En él se aplicó la reconstrucción tridimensional de la tapa de su cráneo.

En entrevista con MILENIO Jalisco, Alejandro Macías, director de Createbot México; explicó el proceso de creación de los prototipos, que comienza con captar la imagen tomográfica del área del cráneo que se debe sustituir, para luego intervenirla con diseño digital, obtener el archivo e imprimirlo a través de una impresora 3D. Y no cualquier impresora: una que hoy ya lleva la marca de casa: Createbot 3D México.

Este modelo se envía luego a un laboratorio en esta ciudad que cuenta con el equipo especializado y permisos sanitarios, donde se crea la pieza final en PMMA (polimetilmetacrilato), un acrílico utilizado comúnmente en implantes dentales y reconstrucción de huesos.

Martínez Farah compartió que Createbot nace en China en 2008, empresa que fabrica estas impresoras para crear juguetes, objetos de ornato, autos y un largo etcétera. La filial arriba a Guadalajara, México en 2015 y es en febrero del año pasado cuando se logra su primera aplicación en la reconstrucción de cráneo, el del pequeño Cristian, la cual fue totalmente exitosa.

El protocolo de investigación se desarrolló en el Antiguo Hospital Civil de Guadalajara "Fray Antonio Alcalde" y "hoy suman ya trece pacientes dentro del proyecto", dijo.

Las ventajas de utilizar las impresoras 3D para el diseño de modelo son varias, asegura el emprendedor, entre ellas abatir costos de manera significativa: una placa de titanio oscila alrededor de 200 mil pesos... sin incluir los gastos de hospitalización, honorarios e insumos médicos. Una placa de PMMA cuesta alrededor de 3 mil pesos.

Otro beneficio es que permiten diseñar el molde perfecto: cada lesión en el cráneo es diferente e irregular, con bordes más o menos gruesos, por lo que la placa debe adaptarse a la perfección para implantarse en vez del hueso. Cuando la placa es de titanio este 'acomodo' se realiza dentro del quirófano, lo que aumenta el tiempo quirúrgico y los riesgos de infección. Con los modelos creados a partir de impresoras 3D y hechos en PMMA, la pieza está lista para ser colocada y atornillada.

Alejandro Macías resaltó la posibilidad de reconstruir piezas craneales para salvar vidas con ayuda de la tecnología y los prototipos de Createbot 3D México, la cual promueve la investigación y desarrollo de la impresión 3D, tecnología que hoy exploran en otras aplicaciones médicas: para medir el crecimiento fetal o en la infancia; para diseñar férulas y ahora prótesis de mano.

En este último rubro buscan apoyar a médicos argentinos, dedicados a fabricar prótesis de manos para niños, con una gran demanda mundial. "Se trata de un proyecto altruista al que buscamos calificar", apuntó.

De la empresa

Createbot 3D México es una empresa certificada en el desarrollo y fabricación de equipo para la impresión en tercera dimensión que ha conformado alianzas con desarrolladores en Alemania para diseñar estas impresoras para uso en el hogar y la industria.

En México, Createbot 3D México inició operaciones en 2015 en el marco de la Feria Internacional del Mundo Digital con un grupo de profesionistas especializados en la impresión 3D.

Las impresoras de Createbot 3D México se usan en más de 60 países particularmente de Europa y Asia; así como en Estados Unidos y México.

Médicos jaliscienses utilizan esta tecnología en la reconstrucción de cráneos.

Cristian, un niño de 12 años, vecino de la colonia Santa Cecilia, fue el primer paciente sometido a reconstrucción craneal con impresoras 3D, a través del cual se crea una placa exacta de la parte del cráneo perdida por un traumatismo o enfermedad.

Claves
Reconstrucción del cráneo

Es una cirugía requerida ante traumatismos, tumores, y enfermedades infecciosas del cerebro que pueden produciendo desde deformidades de diverso grado cuando el hueso no está presente.

La cirugía busca restablecer el contorno normal del cráneo y proteger al cerebro, para evitar que quede expuesto y desprotegido.

También permite darle la forma adecuada forma a la cabeza para que tenga una apariencia normal.

Se puede hacer con tejidos del mismo paciente o con implantes específicos hechos para cada paciente.

Una alternativa es la aplicación de las impresoras 3D para la creación del diseño de las placas o moldes que sustituirán al hueso.

Estas se fabrican con PMMA (polimetilmetacrilato), un acrílico utilizado comúnmente en implantes dentales.

Fuente: Createbot México

SRN