¿Qué hacer en caso de sismo?

Debido a los temblores registrados durante los últimos días en la entidad, algunas escuelas ya realizan simulacros para evitar accidentes en caso de alguna catástrofe natural.

Monterrey

Durante los últimos días, los movimientos telúricos se han sentido en diversos lugares de la entidad, principalmente en la zona citrícola, teniendo como epicentro los municipios de Montemorelos y Cadereyta.

El último de estos se registró el pasado miércoles 5 de marzo, 42 kilómetros al este de Montemorelos, con una magnitud de 4.2 grados a la escala de Ritcher.

Ante esto, en algunas escuelas ya se realizan simulacros para prevenir accidentes en caso de un temblor.

Debido a su origen, los sismos pueden clasificarse como naturales o artificiales.

Los primeros liberan mayor cantidad de energía, por lo que sus efectos en la superficie son mayores, entre estos se encuentran los tectónicos, volcánicos, colapso, maremotos o tsunami.

En tanto los artificiales, son los producidos por el hombre por medio de explosiones comunes y nucleares, con fines de exploración, investigación, y explotación de bancos de material para la industria.

Antes de un temblor se recomienda acudir a las autoridades para informarse si la zona en la que habita puede ser afectada por movimientos telúricos, detectar las partes más vulnerables de su hogar o lugar de trabajo e identificar las zonas más seguras en las que puede protegerse, así como tener al alcance los números telefónicos de emergencia y documentos personales. Asimismo, identificar las rutas de evacuación y mantenerlas libres.

Durante los movimientos telúricos, los afectados deben conservar la calma y ubicarse en las zonas de seguridad, así como pararse bajo el marco de una puerta, o bien, en un rincón abrazándose a sí mismo, cubriéndose la cabeza con un cojín o cobertor.

Además, se aconseja mantenerse alejado de los espejos y todo artículo de vidrio.

En caso de encontrarse en un edificio al momento del temblor, se recomienda permanecer en el lugar y no tratar de utilizar los elevadores ni las escaleras durante el sismo.

Si se encuentra en un vehículo, maneje serenamente hacia un lugar que se encuentre lejos de puentes o postes de luz y estaciónese en un sitio fuera de peligro.

De ser posible, cierre las llaves del gas y desconecte la alimentación eléctrica.

Después del sismo, se sugiere verificar si hay lesionados y de ser necesario buscar ayuda médica, evitando pisar cualquier cable caído o suelto, así como no encender cerillos, velas o aparatos de flama hasta asegurarse de que no haya fugas en el lugar.

Asimismo, se debe estar preparado para futuros sismos, conocidos como réplicas, los cuales son generalmente más débiles, pero pueden ocasionar daños adicionales.