Por tortura, otra vez, recomendación de la CEDH hacia la PGJNL

Esto corresponde a la detención de un hombre por presuntamente ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública, quien recibió choques eléctricos y diversos golpes.
Una de las tres recomendaciones fue dirigida a la Procuraduría General de Justicia debido a un caso de tortura.
Una de las tres recomendaciones fue dirigida a la Procuraduría General de Justicia debido a un caso de tortura. (Foto: César Cubero)

Monterrey

Dentro de las tres recomendaciones que giró la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Nuevo León (CEDHNL) este día, la primera de ellas fue dirigida a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Nuevo León, otra vez, por un caso de tortura.

TE RECOMENDAMOS: Fallas en el pavimento provocan fuga de agua

Mientras que las otras dos recomendaciones presentadas hoy fueron para los municipios de Santa Catarina y Guadalupe, por uso indebido de la fuerza policiaca y, por el caso del policía de Guadalupe abatido al no llevar chaleco antibalas, ocurrido el año pasado.

En cuanto a la recomendación a la PGJNL se debió a una detención arbitraria de una persona mayor de edad en diciembre del 2012.

"Los agentes ministeriales torturaron al detenido con toques eléctricos, traumatismos por golpes, privación de la estimulación sensorial rostro cubierto y asfixia", refirió la presidenta de la CEDHNL, Sofía Velasco Becerra.

Por tal acción, de la cual la víctima presenta estrés postraumático y depresivo, la CEDHNL solicita a la autoridad señalada el resarcimiento de los daños causados y las investigaciones penales y administrativas correspondientes a fin de evitar la impunidad de los hechos.

Cabe recordar que el pasado 19 de abril la CEDH informó sobre cuatro recomendaciones, todas ellas dirigidas a la PGJNL, y dos de esas cuatro por casos de tortura, ocurridos en los años 2011 y 2013.

En lo referente a la recomendación al alcalde de Santa Catarina, Héctor Castillo, se debió a un caso del año pasado en que un hombre recibió un balazo en el abdomen por parte de policías de ese municipio.

"Esta Comisión Estatal acreditó el uso indebido de la fuerza, al comprobar que uno de los elementos de la policía utilizó de manera desproporcionada e innecesaria el arma de fuego contra la víctima, lo que provocó la violación al derecho a la integridad personal", destacó Velasco Becerra.

Al hombre baleado, que además es de la tercera edad, lo intentaban detener por una supuesta falta administrativa "ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública".

Mientras que la tercera recomendación presentada fue dirigida al alcalde de Guadalupe, Francisco Cinefuegos, por el caso en que el policía Benito Montaño Benítez fue asesinado en un enfrentamiento.

"Se acreditó que el policía no portaba el chaleco antibalas, en consecuencia, se determinó la violación al derecho a la vida e integridad personal del policía municipal, atribuibles al secretario de Seguridad Pública del municipio de Guadalupe", mencionó Sofía Velasco en rueda de prensa.

En este hecho, la CEDHNL consideró como medidas de reparación: el reembolso de los gastos funerarios y demás gastos ocasionados como consecuencia del evento, así como el pago correspondiente a la pérdida de ingresos del elemento policiaco, además de apoyo y tratamiento psicológico para los familiares del policía.