Promueven reciclaje de aluminio

En México, cada persona tira 180 latas de aluminio por año.

Monterrey

La empresa siderúrgica Arzyz invita a reciclar aluminio a fin de cuidar el medio ambiente.

Actualmente en México se tiran 180 latas por persona al año, sin embargo, si de éstas se reciclaran 10, se ahorraría 150 millones de pesos anuales en materias primas.

"Separando así los desechos metálicos y ubicando los centros de acopio más cercanos, damos nueva vida al aluminio en lugar de generar más basura, con un esfuerzo compartido podemos llegar cada día más lejos", comentó Roberto Xavier Margáin Santos, director general de ARZYZ.

ARZYZ procesa el metal desde hace 34 años y recientemente invirtió más de 50 millones de dólares en tecnología para el reciclaje del aluminio, ofreciendo a la industria aluminio de alta calidad que puede ser utilizado para fabricar productos en la industria automotriz, de empaque, construcción, siderúrgica, tecnología, cableado, enseres domésticos, entre otros.

En el marco del Día Internacional de la Tierra, celebrado el próximo 22 de abril, Margáin Santos señaló algunas recomendaciones y ventajas del reciclaje de aluminio para el cuidado del medio ambiente.

Entre los beneficios destacó que la producción del aluminio primario utiliza diversos elementos naturales, tales como carbón, gas natural, petróleo, bauxita, entre otros, por lo que por cada tonelada de aluminio tirada a la basura es necesario extraer cuatro toneladas de bauxita.

El Día Internacional de la Tierra se celebra desde 1970 y se estableció con el objetivo de crear conciencia en la población sobre la magnitud de los problemas y daños ecológicos en el mundo, como el cambio climático, la explotación de recursos naturales, el calentamiento global, la contaminación de mantos acuíferos, entre muchos otros que han sido generados por el crecimiento desmedido de la población y la falta de cuidado por parte de las grandes industrias en el mundo, indicó el directivo.

La industria del reciclaje del aluminio contribuye a la conservación de éste y todos los elementos al no necesitarlos nuevamente para su producción.

El proceso de producción para la transformación de elementos vírgenes en metal consume grandes cantidades de energía y genera residuos que contaminan suelo y agua, mismos que se evitan por completo al reciclar el aluminio.

El directivo mencionó también que se ahorra aproximadamente el 95 por ciento de energía al producir aluminio reciclado en comparación con la utilizada durante la producción de aluminio primario.

El proceso de reciclado produce únicamente el 5 por ciento del dióxido de carbono comparado con el que se genera durante la producción de aluminio primario, a este porcentaje se le suma también el ahorro de emisiones durante el ciclo de extracción y transportación a la planta productora.

Margáin Santos indicó que la basura generada por industrias, comercios y personas es acumulada en depósitos que dañan al medio ambiente. La recolección y reutilización de residuos metálicos contribuye a reducir grandes cantidades de desechos que de no ser reutilizados tardarían más de 500 años en desintegrarse.

Reciclar, enfatizó, es uno de los procesos más importantes para contribuir al cuidado del planeta y ha abierto nuevas oportunidades de negocio.