Empresas ligadas a narco por EU operan sin problema, otras en abandono

Restaurantes, bares, casinos, centros nocturnos,empresas de recreación, productoras y promotoras deportivas, señalados por el departamento del Tesoro.

Guadalajara

Una investigación de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, puso de cabeza al estado de Jalisco al difundir una lista de 22 ciudadanos y casi 50 empresas que supuestamente han prestado su apoyo a las actividades de tráfico de drogas de Raúl Flores Hernández, o bien, se encuentran bajo su control; enla lista, destacan figuras públicas como el futbolista Rafael Márquez, el cantante Julión Álvarez y el excandidato a la alcaldía de Autlán,Jalisco, Felipe Flores Gómez.

La asociación delictiva que es atribuida a Raúl Flores, de acuerdo a la información difundida por las autoridades estadunidenses, se apoya en la operación de diversos negocios que utilizaría para el lavado de dinero, entre estos, restaurantes, bares, casinos, centros nocturnos, empresas de recreación, productoras musicales y promotoras deportivas, algunas de estas con amplia popularidad entre los tapatíos y con varios años de operación.

Tras un recorrido realizado por MILENIO JALISCO, se pudo constatar que algunos negocios operan sin problema alguno, mientras que otros lucen en el abandono, y otros más se conducen en la clandestinidad, además, en algunos casos se registró la presencia de elementos de la Procuraduría General de la República.

En la lista difundida por el Departamento del Tesoro figura la empresa Consorcio Nujoma, que se encuentra ubicada en la calle Juan Salvador Agraz 1179-13 en la colonia Moderna del municipio de Guadalajara, misma que hasta hace unas semanas operaba "en la clandestinidad",según el testimonio de vecinos "no tengo idea de qué hagan, de hecho todo los días está cerrado", señaló la mujer entrevistada por este medio. A menos de cinco kilómetros de la empresa referida, se encuentra el “Consorcio Rirfus” asentado sobre el número 2335-138 dela calle Vidrio en la Colonia Americana y que consiste en un conjunto de oficinas que lucían cerrados, mientras que sobre la avenida López Mateos 525, un inmueble asegurado por autoridades estatales, se localiza el Corporativo Arzaca y Consorcio Lunalo.

Otra de las escalas dentro del recorrido realizado por MILENIOJALISCO, basado en la lista de empresas relacionadas a Raúl Flores Hernández, tuvo lugar en Chapalita 50 donde antes operó el restaurante La Camelia, lugar que fue relacionado con un homicidio registrado en octubre de 2008; el establecimiento se encuentra cerrado desde hace varios años.

En el restaurant-bar “Lola lolita”, uno de los negocios señalados como propiedad de Efraín Caro Urías, los empleados arribaron a trabajar como todos los días, y como todos los días limpiaron cristales, mesas y prepararon el escenario. A tiempo que algunos visitantes comenzaron a ocupar las mesas exteriores y el interior del bar, donde festejaron y bebieron como cualquier día.

El departamento del tesoro no solamente publicó la lista de las personas y negocios ligados al narcotraficante Raúl Flores, sino que además emite una orden para que los bienes de aquellos designados, que estén bajo la jurisdicción de Estados Unidoso bajo el control de ciudadanos estadunidenses, queden “congelados”, de igual manera emiten una prohibición dirigida a ciudadanos estadunidenses para realizar transacciones con las empresas señaladas.

MILENIO JALISCO pudo constatar que las clínicas Pro Sport & Health que son propiedad del jugador en sociedad con el reconocido preparador físico, Luis Fossati, trabajaron bajo las condiciones de costumbre, además, trabajadores del lugar aseguraron que no recibieron indicación alguna en caso de la llegada de autoridades, pues sostuvieron que “no había nada que esconder”.

Estas clínicas son conocidas y famosas no solo por el hecho de que el propietario sea el capitán de la selección mexicana de futbol, sino que además suelen ser frecuentadas por jugadores de la talla de Javier Hernández o Andrés Guardado, de hecho, el defensa Carlos Salcedo, que se encontraba lesionado de una extremidad, recientemente llevó a cabo su rehabilitación en el sitio.

En las oficinas de la Fundación Rafael Márquez, al sur de la ciudad, algunas camionetas entraron y salieron en el transcurso de la tarde como parte de la rutina, ninguna autoridad hizo acto de presencia y el inmueble registró una actividad cotidiana, aunque a diferencia de la clínica de rehabilitación, en la fundación los colaboradores se reusaron a brindar declaraciones alguna relacionada con la situación.

En lo que respecta a las propiedades que aparecen en la lista de la autoridad estadunidense y que pertenecen al cantante Julión Álvarez, sobre la calle Ontario, en el número 1102, la llamada de MILENIO JALISCO fue respondida por una voz masculina a través de un interfon, la persona del otro lado del aparato de comunicación explicó que el lugar funcionaba para oficinas aunque no especificó el giro de las mismas, aseguró que quienes la ocupan actualmente rentan el lugar, y se dijo sorprendido de que el propietario del mismo pudiera ser el popular cantante de regional mexicano.

En dos domicilios más, que fueron marcados como propiedad del artista de origen chiapaneco, las llamadas a la puerta fueron en vano, nadie respondió, nadie se asomó por una ventana y no había rastro de persona alguna, primero, en Manuel Acuña 3497, la finca podría señalarse como abandonada, y aunque no así parecía ser el caso de la ubicada en la calle Coras 3644, que aparentemente se trata de una casa habitación, tampoco hubo respuesta.

SRN