“Los locutores tienen que hacer lo que el Gobierno les diga”

CEDH criticó la decisión de transformar Opus 102.1.
El mandatario estatal señaló que los cambios fueron decisión suya.
El mandatario estatal señaló que los cambios fueron decisión suya. (Archivo)

Monterrey

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón pidió a los locutores de radio de Opus 102.1 no quejarse públicamente y que tienen que hacer lo que el Gobierno Estatal les ordena, esto, luego de anunciarse los cambios de la estación cultural y que fue trasladada a AM.

“Los locutores tienen que hacer lo que el Gobierno diga, son empleados del Gobierno, los locutores son empleados del Gobierno y ellos tienen que hacer la chamba que se les ordene, aquí el locutor es un empleado; deja ver que luego cuando veamos el tema de sus prestaciones a ver si se quejan.

“Es un tema en el que ellos tienen que colaborar con el Gobierno, tengo que ser muy claro y muy directo, cualquier empleado que esté inconforme lo puede hablar conmigo”, indicó.

Rodríguez Calderón señaló que reconoce la molestia que generó, ya que fue una decisión que hizo al hacer ajustes y modificaciones a la programación de esta estación.

“Yo decidí empezar hacer los cambios que se requieren para que la sociedad se entere a través de la institución de gobierno, los medios de comunicación son demasiado caros, (se utilizarán) más que lo necesario cuando implique alguna campaña.

“Hay una molestia y la reconozco sobre todo a la comunidad que le gusta la música clásica, les pido que nos tengan paciencia, no va a haber una actitud negativa en esta estación, (…) no vamos a hacer propaganda política, sino propaganda gubernamental, nada más de la Administración, no vamos  a distorsionar el tema de la comunicación”, señaló el gobernador.

Por su parte, la Asociación Estatal de Cronistas Municipales criticó la cancelación del programa Orgullosamente bárbaros, que por 25 años transmitió la conductora Miriam de León con la finalidad de difundir la cultura local, esto tras la desaparición de la estación Opus 102.1.

Por este hecho, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) criticó la decisión tomada por el gobernador, al considerar que la ex estación de Radio Nuevo León “forma parte del patrimonio cultural de Nuevo León. Es además referencia nacional e internacional en la promoción cultural”.