No lo querían en el hospital

Ricardo Teodoro fue diagnosticado con influenza AH1N1 y su tío relató que no lo querían admitir en Urgencias debido a que ya está saturado; hoy permanece grave en ese sanatorio, tratando de sanar ...
En el HGR no querían aceptar a Ricardo por estar saturados.
En el HGR no querían aceptar a Ricardo por estar saturados. (Arturo Andrade)

León, GTO.

Ricardo Teodoro es un enfermo más que porta el virus de la Influenza AH1N1.

Desde hace días, esta enfermedad le fue detectada.

Apenas el pasado jueves fue internado en la sala de Urgencias del Hospital General Regional de León, lugar donde los médicos ya no lo querían recibir debido a que estaba saturado de pacientes.

“No me lo querían aceptar porque estaba saturado. Llegamos en la ambulancia y de momento no nos querían atender, porque no había camas disponibles”, indicó Armando Teodoro Nicolás, tío del paciente.

Armando ha estado al pendiente de la salud de su sobrino Ricardo, desde los primero días que comenzó con los síntomas como tos, gripe y temperatura alta.

Dijo que no sabe cómo fue que su sobrino se contagió Ricardo de influenza, pues trabaja con él en una frutería.

Explicó Armando que en ese lugar trabajan varias personas, pero que hasta el momento los demás trabajadores no han presentado ninguna afectación.

En los días previos a que se enfermara, y ante las bajas temperaturas, Ricardo Teodoro no tomaba la precaución de abrigarse, apuntó Armando.

“Siempre andaba con sus playeras”, afirmó también una compañera de trabajo de él.

Agregó que desde el martes pasado, Ricardo comenzó a enfermarse. La tos desde ese día no lo dejaba descansar.

Tenía neumonía, aseguran los familiares que fue el diagnóstico.

Esta enfermedad se complicó, afectándole los pulmones y después se agravó hasta convertirse en influenza.

Hasta el viernes, Ricardo seguía postrado en una de las camillas del HGR, su estado era grave. A pesar de que un médico privado le había detectado influenza AH1N1, en el Hospital General Regional de León no lo querían atender, por exceso de pacientes.