Se quejan por daños que ocasiona la obra del Metro

Empleados y vendedores aseguran que diariamente los vehículos que transitan por esta zona resultan con distintas averías.
Algunos automovilistas que vienen de sur a norte, por la avenida Félix U. Gómez, ignoran que la vuelta a la izquierda en Colón se canceló.
Algunos automovilistas que vienen de sur a norte, por la avenida Félix U. Gómez, ignoran que la vuelta a la izquierda en Colón se canceló. (Syndy García )

Monterrey

Los trabajos y las obras que se realizan para la Línea 3 del Metro en la avenida Félix U. Gómez, a decir de trabajadores del sector, han provocado daños en decenas de vehículos.

De acuerdo a un vigilante de un negocio de la zona, quien prefirió omitir su nombre, varios automóviles han caído a las zanjas que la constructora Garza Ponce dejó mientras hacía trabajos para conectar la electricidad en el cruce de las avenidas Félix U. Gómez y avenida Los Ángeles.

Lo anterior, a decir del testigo, ha provocado el daño a los rines de los automóviles y en mayor cantidad a quienes circulan en la noche, al no haber señalamientos.

Tras los incidentes, dijo, los empleados de la constructora han optado por rellenar las zanjas con arena y tierra; no obstante, aseguró que los vehículos se siguen dañando.

“Entre semana el cruce de aquí con avenida Los Ángeles se llena bastante, cada rato hay choques ahí también porque el semáforo no dura nada y todos quieren pasar pero pues los carriles se redujeron con esto (la obra)”, indicó el empleado.

En tanto, una de las calles cercanas al cruce de las avenidas Félix U. Gómez y Los Ángeles se encuentra llena de escombro.

“Aquí nada más vinieron los trabajadores y dejaron su ‘mugrero’ en la banqueta”. Es de la constructora?, se le preguntó, “sí, mire todo eso lo dejaron ahí y no han limpiado, antes  limpiaron un poco ya en el medio porque estaba con más basura, pero el escombro y esa preparación abierta para la electricidad ahí lo dejaron”.

Además mencionan que algunos fierros que se dejan sin cuidado en la zona, se han incrustado en las llantas de algunos coches y causan ponchaduras.

Durante el recorrido por las obras de la Línea 3 del Metro, vendedores de la zona expusieron cómo los automovilistas que vienen de sur a norte por la avenida Félix U. Gómez ignoran que la vuelta a la izquierda en Colón se canceló.

Los más de cuatros señalamientos no son impedimento, para que en cada luz en verde del semáforo, al menos un automovilista viole la disposición de la vuelta cancelada.

“Cada que hay una luz en verde, mínimo unos tres vehículos se atraviesan y les vale”, asegura una comerciante de Colón y Félix U. Gómez.

Y no sólo los automovilistas tienen que lidiar con las obras de la Línea 3 del Metro.

Aunque la norma oficial mexicana NOM-001-STPS-2008 en su apartado 7.4 regula condiciones de seguridad en edificios, locales, instalaciones y áreas en los centros de trabajo, y expone que los pisos de los centros de trabajo deben ser llanos para el tránsito de la personas para evitar riesgos de trabajo, las indicaciones no se cumplen en algunos casos.

Como ejemplo, en la avenida Félix U. Gómez en su cruce con Ramón Treviño al menos tres tubos de unos 30 centímetros de diámetro obstaculizan la calle, donde en teoría deberían transitar los peatones.

Además en otros espacios se realizan preparaciones para integrar la energía eléctrica a la Línea 3, misma que se encuentra expuesta y no cuenta con señalamientos.

Asimismo, entre tres y cuatro bultos de escombro se encuentran a lo largo de Félix U. Gómez, desde el centro al Hospital Metropolitano, uno de ellos con varillas expuestas sin señalamientos.