CRÓNICA | POR PABLO REYES

Los vecinos del puente, entre suicidas y basura

Desde aquel 17 de octubre de 1988, todo cambió para los que viven debajo de la mole de concreto y acero característico de Tampico, aunque no para bien.

Han sido testigos de toda clase de muertes y sucesos en lo alto del sitio.
Han sido testigos de toda clase de muertes y sucesos en lo alto del sitio. (Yazmín Sánchez )

Tampico

28 años de su inauguración, el Puente Tampico es considerado el eslabón más importante del sistema de distribución de carga del Golfo de México, título que las familias que residen bajo esta magna obra no los tiene del todo contentos, pues la basura, malvivientes y hasta los suicidios son el pan de cada día gracias a esta mole de concreto.

Recomendamos:  25 años del puente Tampico.

Son las colonias Tamaulipas y Guadalupe Victoria las que se ubican justo debajo del puente, ahí la voz de sus habitantes deja escucharlas carencias que existen en este lugar, algunas de ellas peligrosas para los propios vecinos.

El Puente Tampico es famoso por la cantidad de suicidios que se han registrado, situación que las familias del sitio ya ven como algo "normal", tras haberse registrado más de 10 muertes de este tipo con el paso de los años.

Aunque los niños no han presenciado los fatales desenlaces, el resto de los habitantes sí han sido testigos de los cuerpos tendidos en las banquetas, canchas deportivas o en el margen del río Pánuco.

"Eso ya es algo cotidiano, hace menos de un año fue el último que se aventó, cayó aquí en la cancha frente a mi casa, ya ni siquiera salimos a ver, solo se escuchan las sirenas de la policía y las ambulancias.

Generalmente lo hacen de noche y ya amanecemos con la noticia", cuenta don Renato, quien tiene 30años de vivir bajo el puente.

Pero no solo personas caen del puente, pues otro temor que tienen los vecinos es a la basura, sobre todo la de vidrio que es aventada desde el puente, por lo que tienen que dejar crecer sus árboles para que se atoren entre las ramas.

"La otra vez estaba barriendo el patio de enfrente y que cae una botella de vidrio junto a mí, explotó, si me hubiera pegado ya no la hubiera contado, es un riesgo, no es la primera vez que pasa, siempre avientan todo tipo de desechos y caen con mucha fuerza sobre nuestras casas", dijo otra habitante.

Bajo el puente se han construido cuatro canchas de concreto para el esparcimiento de las familias del lugar, pero a la fecha es tal el abandono, tiene porterías oxidadas y los alrededores enmontados, que el municipio no puede remediar porque se trata de terrenos federales.

Además los pilares que sostienen el puente sirven como refugio de mal vivientes y alcohólicos que casia diario conviven en el lugar, molestando a quienes hacen deporte a pesar de las condiciones de estos espacios.

Las lámparas tampoco no funcionan y la noche se convierte en el peor enemigo para quienes aquí habitan la zona.

Otro de los factores negativos es que es un área inundable, pues en tiempos de lluvia el agua se acumula y se incrementa el nivel hasta las rodillas de las personas, lógicamente también ingresa a los hogares y afecta sus pertenencias.

De esta forma los habitantes celebran otro año más del majestuoso Puente Tampico, con todo y problemas, en espera de que ya no les caiga nada encima.

Recomendamos: Asaltante se avienta del puente Tampico.


N.A.M.A