Empezará de cero juicio del puente roto, dice API

Se volverá a emprender el proceso legal por los daños que presentó al poco tiempo de haber sido construido el distribuidor vial del libramiento Altamira-Puerto Industrial.
En los años que lleva cerrado el sitio ha sido escenario de accidentes mortales.
En los años que lleva cerrado el sitio ha sido escenario de accidentes mortales. (Yazmín Sánchez)

Altamira

Un juez ordenó que se repusiera, es decir que volviera a comenzar, el proceso legal que emprendió la Administración Portuaria Integral de Altamira contra la empresa Desarrollos y Urbanizaciones de la Frontera S.A (Dufrosa), por los daños que presentó al poco tiempo de haber sido construido el distribuidor vial del libramiento Altamira-Puerto Industrial, mejor conocido como "puente roto", por lo que el juicio se extenderá por varios años.

El director general de la API Altamira, José Carlos Rodríguez Montemayor dio a conocer que ellos no pueden tomar una decisión sobre el puente, mientras exista un proceso legal de por medio.

"No es que no queramos, no podemos porque está enjuiciado, es que es como dicen la prueba del delito, la huella del delito no lo puedes tocar hasta que el juez no nos lo ordene".

Rodríguez Montemayor aseguró que el proceso durará varios años, pues el juez que llevaba el caso ordenó que se repusiera, luego de que ambas partes estaban presentando amparos y los ganaban.

TE RECOMENDAMOS:Puente roto, abandonado por litigios

"Lo último que puedo comentar es que el juez ordenó que se reiniciara el proceso, es una autoridad, se reinició porque estábamos todos con amparos y ganábamos y ganaban ellos, entonces el jueves ordenó otra vez que se repusiera el proceso del puente roto y por lo pronto digo que vamos a seguir igual".

El puente fue construido en la administración de Felipe Carlderón, y tuvo un costo por 170 millones de pesos. La obra presentó dos problemas, el primero durante su construcción, que fue el derrumbe del terraplén izquierdo, pese a ello la constructora lo resolvió y fue inaugurado en diciembre del 2010.

Seis meses después de entrar en funciones, el puente comenzó a presentar hundimientos serios, por lo que la Administración Portuaria Integral decidió clausurarlo y solicitar la fianza por vicios ocultos, para entonces ya se habían registrado cuatro accidentes automovilísticos.

Desde entonces el distribuidor ha estado cerrado, y debido a que las laterales quedaron como paso para los que van hacia el norte o sur de Altamira, van alrededor de 25 muertos en el tramo en diferentes accidentes automovilísticos.


JERR