Trampa mortal, accesos alternos del Puente Roto de Altamira

El dirigente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, Jesús López Sandoval, dijo que el problema no es solo que el puente, sino que sus accesos no reciben el mantenimiento adecuado.
Puente Roto de Altamira.
Puente Roto de Altamira. (Anahy Meza)

Altamira

Es un peligro inminente se han convertido los accesos que habilitaron tras la clausura del Puente Roto en Altamia, pues tienen graves hundimientos, carecen de señalamientos y sus topes no están pintados, pese a que el área lleva ya más de 30 muertos y 200 accidentes en siete años.

El tramo está en muy malas condiciones, y el peligro es evidente pues el pavimento tiene importantes hundimientos, que por las noches resulta imposible verlos, lo que obliga a los automovilistas y al transporte de carga a frenar de golpe, y en el peor de los casos pierden el control de su unidad.

Estos accesos laterales, cuya función era otra, fueron habilitados como área de paso luego de que en el 2010 el puente del libramiento Altamira-Puerto Industrial, conocido también como el "Puente Roto", fuera clausurado al presentar constantes hundimientos.

El dirigente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, Jesús López Sandoval, indicó que el problema no es solo que el puente que costó 170 millones de pesos no funciona, sino que sus accesos no reciben el mantenimiento adecuado y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes espera hasta que ya esté muy dañado el tramo para meterle mano; en siete años apenas en dos ocasiones se ha hecho la rehabilitación.

"No le dan el mantenimiento adecuado, está en malas condiciones, pero aparte no hay señalamientos que adviertan de la situación, o por lo menos que pidan la reducción de la velocidad por ser un tramo peligroso, y el tope no está marcado, eso es más peligroso en la noche".

El carril más deteriorado es el de sur a norte, pues en la primer curva del acceso se hizo un peligroso hundimiento, que tiene por lo menos 20 centímetros de profundidad, y ahí empieza la primera aventura de los conductores al intentar sortearlo, previo ya habían brincado un tope, que no está señalado, por lo tanto tienen que dar un freno de golpe para poderlo pasar.

Más adelante el pavimento ya de plano se hundió, del lado derecho y de nueva cuenta se tienen que frenar de golpe, pues cabe señalar que los automovilistas manejan en el tramo a exceso de velocidad, ya que ellos argumentan que se trata de una vía rápida al ser una carretera federal.

La Conatram tiene contabilizados en siete años más de 30 muertes y 200 accidentes, en muchos han participado unidades pesadas, que con frecuencia se vuelcan en esa zona, hace apenas una semana en el lugar hubo un choque fuerte que derivó en el incendio de un camión de carga.

"Ha habido muchos accidentes, más de 30 muertos ahí y muchas volcaduras, tan solo la semana pasada hubo dos, esas laterales son peligrosas para los que no conocen el área, los que pasan por ahí diario pues ya saben dónde están los hoyos".


JERR