Pánico y psicosis cierran negocios del centro de Torreón

Locatarios comerciales de la zona cercana a la marcha pacífica de Plaza Mayor, bajaron las cortinas de sus tiendas con el temor a posibles saqueos. 
El temor a los saqueos obligó a locatarios a cerrar antes de tiempo.
El temor a los saqueos obligó a locatarios a cerrar antes de tiempo. (Especial)

Torreón, Coahuila

La noche de hoy el miedo se hizo presente en el centro de la ciudad, presa de la angustia, los locatarios comenzaron a bajar cortinas y a meter rápidamente la mercancía que tenían sobre la acera.  

Sucedió alrededor de las 7:00 pm, dos horas antes del cierre normal, el motivo, una pequeña manifestación ciudadana, la cual era pacífica. 

Entre los manifestantes había madres e hijos, así como personas de la tercera edad. 

Alrededor de 30 ciudadanos se reunieron en la escalinata de Plaza Mayor, con lonas y cartulinas exigían el alto al gasolinazo. 

Luego de permanecer un tiempo en el espacio, avanzaron sobre la avenida Morelos hasta llegar a la Plaza de Armas. 

La manifestación fue tranquila, sólo caminaron y ocasionalmente lanzaban un grito pidiendo justicia.

Alguien los observó sobre la Plaza de Armas y se alarmó al recordar lo visto en redes sociales. 

Saqueos, vandalismo, robos, violencia y detenciones. Sin pensarlo mucho y con el miedo de vivir lo mismo que en otras ciudades del país, gritó que los saqueadores ya venían. 

TE RECOMENDAMOS: Abogados piden investigar abusos en desalojo de Pemex

La gente y los locatarios se alarmaron, comenzó el caos. 

En sólo 30 minutos el centro de la ciudad se quedó vacío, desde la Plaza de Armas hasta el Mercado Alianza.

Sobre la avenida Hidalgo los negocios comenzaron a cerrar, por la puerta de personal, los empleados veían el panorama con miedo, en otros negocios cerraron puertas y dejaron salir temprano a los empleados. 

Una plaza comercial dedicada a la tecnología comenzó a bajar sus cortinas y los locatarios asustados, le pedían a la gerente cerrar las puertas. 

Mary Carmen, la gerente de la plaza, explicó que no había pasado nada, “todo es psicosis y miedo de la gente, pero aquí no pasó nada, nadie se metió, nadie robo nada, sólo se asustaron y empezaron a cerrar todo”, finalizó. 


rcm