De proyecto no pasa

Avanza el acueducto de Tepa pero no el acuaférico. A las autoridades municipales les preocupa que gobernador no cumpla a tiempo su promesa de construirlo

Guadalajara

Al municipio de Tepatitlán le preocupa la promesa hecha por el Gobierno del Estado de construir el acuaférico de la ciudad, pues sin esa obra no se podría surtir a la cabecera municipal con el agua que se pretende traer de la presa El Salto mediante el acueducto del que se tiene un avance del 53 por ciento.

Lo anterior fue dado a conocer por el titular del organismo público descentralizado Agua y Saneamiento de Tepatitlán (ASTEPA), Enrique Navarro de la Mora, quien refirió que tras la aprobación que dieron los diputados locales, el ayuntamiento de Tepatitlán pudo acceder a un crédito federal de 112 millones de pesos, mismos que se están ejerciendo y han permitido que la obra del acueducto tenga un avance ya del 53 por ciento, lo que hace pensar que los trabajos estén listos antes de que finalice el trienio.

Actualmente están terminados los tanques de almacenamiento, la línea de impulsión y se está construyendo la planta potabilizadora.

Faltan 25 millones de pesos que la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) debe enviar en los próximos días, según las estimaciones de Navarro de la Mora.

Sin embargo, para que el agua traída por el acueducto pueda hacerse llegar a toda la ciudad, es necesario construir un acuaférico, mismo que  el gobernador Aristóteles Sandoval se comprometió a construir con recursos estatales, pero hasta la fecha sólo hay un proyecto ejecutivo que está siendo revisado, aunque nada en concreto.

“De qué nos sirve tener el agua aquí a cinco kilómetros de distancia, si no la podemos distribuir en la ciudad, por eso debería estarse construyendo también el acuaférico y lo único que nos dicen en Guadalajara es que está en revisión el proyecto y que llegado el momento lo construirán y estará a tiempo para cuando esté también listo el acueducto”, relató el funcionario municipal.

 

Beneficio indirecto con presa El Zapotillo

 Aunque Tepatitlán directamente no se beneficia ni se perjudica con la construcción de la presa El Zapotillo en Cañadas de Obregón, el director de ASTEPA ve provechoso que se haga dicho embalse y lleve agua a León, pues así se liberaría agua para Chapala y Los Altos ya no tendrían que aportar tanto líquido a dicho sistema hidráulico que surte a la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Enrique Navarro explicó que la presa Calderón, que se encuentra entre Acatic y Zapotlanejo y que se alimenta de ríos y represas ubicados en Tepatitlán, aporta una cuota muy alta de líquido a Chapala y cuando el Bajío comience a recibir agua de El Zapotillo, liberará un poco más las presas ubicadas sobre el río Lerma, dando así más agua a la laguna jalisciense.

“Los Altos dan mucha agua a Guadalajara y si Chapala ya no necesita tanto, los alteños tendrán más para la producción de proteína animal (huevo y carne) y hay que recordar que de aquí se manda a Guadalajara y a la Ciudad de México”, explicó Navarro de la Mora.

Para el funcionario, lo único malo es que se van a inundar algunos poblados con la presa El Zapotillo, “a nadie nos gusta eso, menos a los habitantes, pero es algo inevitable”, agregó.