Protestarán por el asesinato de estudiantes del Tec

Los jóvenes que dirigen el movimiento publicaron un video para dar fe de los hechos que actualmente continúan en investigación.

Monterrey

A siete años del asesinato de los alumnos del Tecnológico de Monterrey, Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, a manos del Ejército Mexicano, se realizará mañana una concentración en la Plaza De Los Desaparecidos, en Monterrey, para exigir justicia.

El movimiento #TodosSomosJorgeyJavier está convocando a la reunión este 21 de marzo de las 20:00 a las 23:00 en el área ubicada en la calle Ignacio Zaragoza Sur.

Cabe recordar que fue la madrugada del 19 de marzo, a las 12:45, cuando los dos estudiantes salieron de la biblioteca de la institución y al ser confundidos con sicarios fueron abatidos por soldados que previamente sostenían un enfrentamiento con delincuentes.

Por tal motivo, cada año, estudiantes, maestros, activistas y demás personas de la sociedad civil se reúnen para conmemorar su memoria y exigir justicia a las autoridades.

"A siete años de impunidad, el caso por fin se encuentra en el Poder Judicial. Esto significa que hemos ganado la primera batalla en esta lucha por justicia para Jorge, Javier y sus familias.

"Hoy más que nunca es necesario reunirnos a recordarlos y exigir justicia", mencionan los organizadores del evento en Facebook.

Tras extender la invitación virtual a todos los neoleoneses, los organizadores manifestaron que la meta es llegar a 10 mil personas invitadas, con el fin de visibilizar su causa.

Los jóvenes que dirigen el movimiento publicaron un video para dar fe de los hechos que actualmente continúan en investigación y alzar la voz por las injusticias cometidas.

"Jorge y Javier no eran sicarios. Eran estudiantes. A siete años de su asesinato no nos queda duda de lo que paso esa noche. Hoy sabemos que Jorge regreso con los militares para advertirles que tanto el cómo su mejor amigo Javier, eran alumnos. Y que a pesar de ello Javier recibió siete impactos de bala; Jorge recibió seis, dos de ellos a corta distancia.

"Mientras agonizaban, los militares deformaron sus rostros. Luego, les quitaron sus pertenencias y les sembraron armas para hacerlos pasar por sicarios. A siete años de impunidad el caso por fin esta en el Poder Judicial", mencionan.

KDSC