Agobian cierres por Metro a alumnos; padres protestan

El director de Ingeniería Vial de Monterrey, Jesús Marcos García, acordó abrir el paso vehicular de la lateral de Constitución en horarios estratégicos, con el fin de dar fluidez al tráfico.

Monterrey

La escena era para no creerse: padres de familia estacionaron sus automóviles en el acotamiento sobre la avenida Constitución y Rafael Ramírez, cruzando a sus hijos sobre las barras de protección y bajándolos hacia el carril lateral como pudieron... sólo para ir a la escuela.

Las obras de la Línea 3 del Metro y la cancelación de Félix U. Gómez y la calle Profesor Gregorio Torres desataron un macro caos vehicular de varios kilómetros a la redonda, y una protesta simultánea de padres de familia, luego de que no hallaban por dónde dejar a sus hijos a los planteles.

Los papás estacionaron sus automóviles por Constitución y bajaron a los niños peligrosamente desde el acotamiento, lo que obligó a la Dirección de Ingeniería Vial a abrir la lateral para tener acceso a las escuelas desde este martes.

Aunque el cierre de la arteria se cristalizó desde este domingo, la dimensión de la 'asfixia' vial se acentuó este lunes por las actividades escolares del kínder, primaria y normal Miguel F. Martínez, además de la entrada de personal médico a las clínicas 2, 33, Hospital de Ginecología y Obstetricia, y la delegación federal del IMSS.

Un grupo de madres con hijos en ambas escuelas ubicadas sobre la avenida Constitución, Rafael Ramírez y Gregorio Torres, inquirieron a Jesús Marcos García, director de Ingeniería Vial de la Secretaría de Tránsito de Monterrey, quien se encontraba en el lugar, para que reabriera la vialidad recién anulada desde el domingo pasado.

"La vialidad (es el problema), nos dejaron ahorita sí que la entrada (cerrada) y la inseguridad más que todo.... estuvieron bajando niños por Constitución, una mamá se cayó de la bardita al bajar a los niños", denunció Claudia Lorena Martínez Solano, de la colonia Obrera.

Otras madres como Sonia Castillo, del centro de Monterrey y Sanjuana Salinas, de la colonia Madero, ambas con hijos en esas escuelas exigieron en plena calle al funcionario municipal reabrir la vialidad para evitar accidentes y facilitar a los papás el acceso y salida de los pequeños.

Ante la problemática, el director de Ingeniería Civil accedió a las propuestas de las mamás, por lo que a partir de este martes se abrirá en forma momentánea la vialidad de la lateral de Constitución.

"Vamos abrir la lateral para no afectar los ingresos para escuelas y hospitales es de 06:00 a 09:00 horas y de 11:30 a 13:15 horas", informó.

Aproximadamente unos 50 mil vehículos, según dijo García, complicaron la vialidad de por sí infartada y se acentuó con los autos que tomaban Constitución y la lateral de la misma hacia las principales calles, tras quitar un carril.

El operativo vial se conformó por 70 elementos de Tránsito de Monterrey, ya que se reforzó con 20 agentes que se agregaron a los 50 que ya había en los alrededores de Félix U. Gómez, Revolución y Eugenio Garza Sada.

Otra de las quejas fue la velocidad con la que circularon los camiones de varias rutas que fueron desviadas justo frente al kínder sobre la calle Gregorio Torres.

"No hay nadie ahí, el elemento acaba de ponerse, no había nadie, no estaba ahorita, y los pueden atropellar; los choferes no ven, le dan, le pisan y les vale, pasan tres o cuatro camiones a más de 50 (kilómetros), sale un niño corriendo, que están del tamaño de la llanta y no los ven.

"El agente de Tránsito no estaba y los niños se salen corriendo, y ahorita me está diciendo (el funcionario) que va a poner reductores de velocidad", cuestionó Herlinda Manzur, vecina de la colonia Buenos Aires, quien cargaba a su pequeña alumna de la escuela.

El director de Ingeniería Vial regio accedió también a reforzar la seguridad vehicular y peatonal, así como instalar boyas.

"Vamos a tener esta apertura para estos casos para las escuelas, el primer día, sobre todo, tenemos carga vehicular importante en Constitución, Revolución y las avenidas que están en Félix U. Gómez.

"Por eso hicimos las recomendaciones de utilizar vías alternas y no llegar a la zona de trabajo de la construcción de la Línea 3 del Metro, sabemos que son los primeros días y que también son los problemas para el automovilista y para nosotros", dijo el funcionario.

El 'macro caos' vial sobre las avenidas Garza Sada, Revolución y Constitución estranguló la circulación debido al cierre completo de Félix U. Gómez por las obras de construcción de la Línea 3 del Metro.

Miles de automovilistas prácticamente quedaban varados y conducían a paso de rueda en las avenidas antes mencionadas, causando que las molestias y la incomodidad fueran visibles desde temprana hora y hasta la noche.