Protestan consumidores de mariguana; piden que no se les criminalice

Los manifestantes demandaron debatir el tema del cultivo personal.
Algunos automovilistas y peatones mostraron simpatía a las protestas.
Algunos automovilistas y peatones mostraron simpatía a las protestas. (Foto: Leonel Rocha)

Monterrey

Todo empezó a las 4:20. El contingente verde, integrado por jóvenes, madres de familia y hasta niños, salió a las calles del centro de Monterrey para pedir a las autoridades no criminalizar a los consumidores de mariguana.

La figura de la hierba estaba en todos lados: desde banderas y pancartas hasta prendas de vestir. "¡Usuario personal, no es un criminal!", era la consigna principal.

TE RECOMENDAMOS: Marchan por la legalización de la mariguana 

Al partir de la Explanada de los Héroes algunos tocaban guitarras y percusiones, mientras que otros cantaban en honor a la cannabis. Parecían no molestarles los rayos del sol, particularmente irritantes a pesar del calor moderado de este sábado.

Tras una caminata de varias cuadras, la agrupación llegó al exterior del Palacio Legislativo. A pesar de la ausencia de los diputados locales por ser un día inhábil, los manifestantes les hicieron un llamado a ejercer presión para no perseguir a los consumidores de mota como si fueran criminales.

Raúl Elizalde, padre de la niña Grace, fue uno de los que comandó la protesta. En su opinión, es necesario modificar la política de drogas para dar paso a una regulación segura y fomentar el consumo responsable.

"Tenemos que cambiar el paradigma. Los usuarios no son delincuentes, estamos tratando un problema de salud con balas y no con prisión, eso es incorrecto y tiene que cambiar", advirtió ante la efusiva multitud.

Entre las fi las destacaba un cartel con la frase "Haz un churro, no la guerra", portada por un niño de apenas unos 10 años de edad que estaba a un lado de su madre.

Al continuar el recorrido, algunos automovilistas y peatones se sumaron moralmente a la temática de la marcha. Una quinceañera y sus amigos que viajaban en limusina enloquecieron al percatarse del motivo de la movilización.

Otros conductores hicieron armonía con las voces de los pachecos a través del sonido de los cláxones.

Finalmente, los manifestantes regresaron al punto de partida. Algunos se retiraron y otros aprovecharon el micrófono para exponer sus ideas.

"En el gobierno de Lázaro Cárdenas se legalizaron todas las drogas por unos meses y no pasó nada", dijo un hombre de unos 40 años.

Mientras tanto, bajo la sombra de una lona estaba Grace. El caso sobre su padecimiento del síndrome Lennox-Gastaut fue un factor que presionó para lograr la aprobación del uso de la mariguana medicinal.

Gracias a un tratamiento con una medicina que contiene cannabidiol, la menor ha tenido una importante mejoría, pues anteriormente podía sufrir hasta 400 episodios epilépticos al día.

"Ha mejorado en un 90 por ciento sus crisis, está mejor que nunca. Hoy pudo venir a un evento público, antes hubiera sido imposible; estamos felices con su tratamiento y vamos a continuar con él", mencionó el padre de la niña.