Le sale lo "gallo" y acorrala a manifestantes

El titular de Fuerza Civil, acompañado de elementos con equipo antimotines, lanza advertencia a jóvenes que se disponían a marchar contra alza a tarifas del transporte.

Monterrey

Dos camiones repletos de elementos de la Fuerza Civil arribaron la tarde de este domingo a la Alameda Mariano Escobedo, en el centro de Monterrey, cargados con el equipo antimotines: casco, rodilleras y escudo, todo el tiempo listo por si hubiera necesidad de un “choque” y la reacción.

¿La razón?, un grupo de jóvenes, en su mayoría estudiantes, y algunos señores miembros de colectivos de la entidad, preparaban una marcha en contra del alza a las tarifas del transporte público, que en este año alcanzó ya los 12 pesos.

A pesar de que el número de manifestantes no alcanzaba los 50, el comandante Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez se hizo presente en el lugar y advirtió a los jóvenes que los vigilaría de cerca y que no permitiría bloqueos de calles y disturbios o daños en negocios.

La advertencia no era gratis, hace unas semanas, los mismos manifestantes ya había realizado una marcha bloqueando la circulación en las avenidas Zuazua y Zaragoza, ocasionando un importante caos vial: “Para eso tienen que pedir permiso”, les advirtió Gallo Gutiérrez.

Así, la protesta arrancó pasadas las 16:00 desde el citado lugar y recorriendo la calle Aramberri hacia el oriente, para posteriormente tomar Cuauhtémoc hacia el norte, luego la avenida Madero y finalmente Juárez, hasta la plaza Colegio Civil, donde se había acordado un mitin.

La manifestación se desarrolló en orden y dentro de lo previsto por la Fuerza Civil, que en todo momento escoltó la protesta con cuatro patrullas de las denominadas granaderas, y elementos policiacos a pie.

Durante la marcha, los jóvenes gritaron consignas en contra del Gobierno del Estado como: “Medina, ca…, súbete al camión”, “Observa, ciudadano, a ti te están robando”, así como pancartas con leyendas similares.

Los manifestantes recibieron el apoyo de ciudadanos que en automóviles tocaban el claxon cuando pasaban junto a la protesta, o incluso ciudadanos a pie, que levantaban sus manos en señal de apoyo.

Ya sea porque en el transcurso continuaron arribando miembros de los colectivos o porque algunos ciudadanos se unieron a la protesta en el camino, el número de integrantes de la manifestación se incrementó casi a 100 personas, pero aun así la superioridad numérica de elementos de la Fuerza Civil, era evidente.

Sin pasar a mayores, los inconformes se detuvieron en los cruces de la avenida Juárez con Aramberri, y bloquearon los dos sentidos de la circulación de la vía, aunque solamente fue por unos minutos, flanqueados por los policías, y entre gritos de “represión, represión”, los jóvenes se reagruparon y continuaron su marcha dejando todo en solo un conato.

Posteriormente llegaron a la plaza Colegio Civil, donde comenzaron el mitin; inmediatamente los elementos de la Fuerza Civil rodearon el perímetro de la misma, pese a ello las protestas se realizaron.

“Tenemos tres puntos bases: que reduzcan la tarifa del camión de 12 pesos a siete pesos tarifa común y a cinco tarifa preferencial, todo esto en base al salario mínimo que está aproximadamente en 67.86 pesos aquí en Monterrey, y que remos la reducción de la tarifa…

“Otra consigna es el retiro de la tarjeta Feria, porque el plástico falla y también salarios justos y dignos para los trabajadores del transporte”, explicó Luis Martínez, quien dijo ser estudiante de Leyes y se identificó como uno de los organizadores.

Tras cerca de 40 minutos la manifestación concluyó sin mayores disturbios.