Periodistas protestan por asesinato de reportero en Veracruz

El 2 de enero fue secuestrado José Moisés Sánchez y tres días después fue encontrado su cuerpo; policías involucrados aseguran que el alcalde de Medellín de Bravo dio la orden del homicidio.
Los comunicadores se manifestaron en el Monumento a la Libertad de Expresión, ubicado en Juan Ignacio Ramón entre Zuazua y Doctor Coss.
Los comunicadores se manifestaron en el Monumento a la Libertad de Expresión, ubicado en Juan Ignacio Ramón entre Zuazua y Doctor Coss. (Roberto Alanís)

Monterrey

Periodistas de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas realizaron una manifestación en repudio por el asesinato del reportero veracruzano José Moisés Sánchez, quien fue secuestrado el 2 de enero en el municipio de Medellín de Bravo y cuyo cuerpo fue encontrado tres días después en un terreno.

El acto de protesta se realizó en el monumento a la Libertad de Expresión, ubicado en la calle Juan Ignacio Ramón entre Zuazua y Doctor Coss, en la zona de la Macroplaza.

Al grito de "Ni un muerto más", los periodistas portaron mantas en las que recriminaban la situación de inseguridad al gobernador de Veracruz, Javier Duarte; y al presidente Enrique Peña Nieto. También colocaron un corona de flores con la leyenda: "Periodistas; ni un muerto más", además de moños negros en señal de luto.

Leyeron un comunicado en el que acusaron al mandatario veracruzano de no actuar en los crímenes contra periodistas.

"La administración del gobernador de Veracruz, Javier Duarte, se ha caracterizado por la impunidad que gozan los criminales que agreden a los periodistas y por convertir el estado en una tumba para ejercer la profesión.

"Por ello, los miembros de la Red de Periodistas del Noreste demandamos a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República que ejerza su facultad de atraer el caso del colega José Moisés Sánchez".

Señalaron que hoy Veracruz es el estado más peligroso de México para el oficio del periodismo, con 16 comunicadores muertos y cuatro desaparecidos en los años recientes.

Afirmaron que la agresión contra Sánchez, quien era propietario de un semanario llamado "La Unión", ocurrió cuando un comando irrumpió en su domicilio y lo sacó con violencia, llevándose además su computadora, cámara fotográfica y equipos celulares.

"Se presume que el comando lo entregó a la Policía Municipal de Medellín, por ello la Procuraduría de Justicia estatal interrogó a 38 elementos de la corporación y 13 de ellos quedaron arraigados por 30 días".

Los periodistas agregaron que los policías confesaron que la muerte del periodista fue ordenada por Omar Cruz, alcalde de Medellín, y que el cadáver del periodista fue parcialmente incinerado en un paraje del municipio Soledad de Doblado.

"Los periodistas de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas nos solidarizamos con la familia del colega José Moisés Sánchez y exigimos al gobierno de Javier Duarte y a la administración de Enrique Peña Nieto castigar a los responsables y terminar con la impunidad que gozan los criminales que atentan contra la libertad de expresión".

Ángel Ramos, periodista local que hace algunos años laboró en el puerto de Veracruz, manifestó que él conocía a José Moisés Sánchez, quien se caracterizó por ser una persona preocupada por su comunidad.

Lamentó que no exista voluntad por parte del gobernador Javier Duarte ni de la Comisión Especial para Atención a Periodistas para esclarecer los crímenes contra comunicadores.

Los manifestantes indicaron que en 2014, México fue el sexto país con más periodistas asesinados, por lo cual demandaron al Gobierno Federal que garantice en todo el país el ejercicio de la libertad de expresión y erradicar amenazas, secuestros, desapariciones y asesinatos contra quienes ejercen el periodismo, ya que Veracruz, puntualizaron, no es el único estado donde esta profesión representa un alto riesgo.