Comunidad gay protesta por actos discriminatorios

Activistas realizan manifestación en un centro comercial de Monterrey, en donde unos guardias de seguridad sacaron a una pareja de hombres que se tomó de la mano.
Los activistas se reunieron en el estacionamiento del centro comercial.
Los activistas se reunieron en el estacionamiento del centro comercial. (Denisse Mesta)

Monterrey

Luego de que el pasado jueves una pareja homosexual fuera discriminada por personal de seguridad de una plaza comercial, la comunidad LGBT realizó una protesta en este mismo lugar como una forma de buscar la erradicación de la discriminación hacia parejas del mismo sexo.

Con banderas multicolores, decenas de personas se tomaron de la mano y realizaron un recorrido  dentro y fuera de la plaza comercial Galerías Monterrey, ubicada en Fleteros y Gonzalitos, para demostrar su descontento ante lo distinción que sufrió una pareja gay.

Mario Rodríguez Plata, de la agrupación Diversitas, AC, mencionó que la Ley de Protección al Consumidor señala que no se le puede negar o condicionar un servicio a nadie incluyendo su preferencia sexual.

“No se le puede negar o condicionar un servicio a nadie incluyendo la preferencia sexual, además de los lugares, sean privados, son de disfrute público, por lo tanto ningún guardia de seguridad puede condicionar nada salvo que sea un delito, y ser homosexual o darle un beso a tu pareja o abrazarlo no es delito”.

Antonio Nevares,  uno de los organizadores de la marcha, denunció que situaciones similares a ésta son muy recurrentes y se presentan en plazas públicas, restaurantes y discotecas  de la entidad.

“En Nuevo León nos estamos consumiendo con la discriminación, lo que vamos a hacer hoy es decirle a nuestros gobernantes: ‘Es hora que empiecen a legislar y empiecen a penalizar’, es necesario recuperar ese humanidad, tenemos que ser conscientes y que los derechos empiecen a ser por igualdad, es imposible que un simple gesto, tomarte de la mano, sea un delito”.

Se informó que los afectados interpondrán una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.   

A través de las redes sociales fue como se dio a conocer el caso, el cual ocurrió en el estacionamiento del establecimiento, cuando una pareja de jóvenes fue retenida por los guardias de seguridad, acusándolos de realizar actos inmorales.

Cabe señalar que este no es el primer caso de centros comerciales que discriminan a personas de la comunidad LGBT.