Se protegen por billetes falsos

Comerciantes realizan diversas medidas para evitar que los engañen: invierten en pinceles, marcadores, reflectores y otras formas de detectarlos.

León, Gto.

Tienen su Nezahualcóyotl, tienen los dibujos, tienen la leyenda Banco de México con la firma del jefe de la junta de Gobierno, y hasta una pseudobanda de seguridad, pero no valen nada. Son réplicas de billetes que circulan en busca de incautos.


Lorena Ramírez, encargada de una mercería en el Mercado de Las Arboledas posee un pincel que detecta los papeles apócrifos. Le costó 32 pesos y ya desquitó la inversión.


Hace unas semanas un niño compró unos juguetes en el negocio, pero ella notó algo raro en el papel impreso con el que le pagó. Para salir de dudas lo rayó con su marcador. La intuición no le falló, el billete de a cien pesos no era bueno.


La venta no fue cerrada y el niño se fue sin juguetes.Algo similar le pasó a Amalia Navarro, propietaria de un local de abarrotes y cremería.
"Me han intentado pagar con falsos, pero yo checo el papel, la tinta, la tira de seguridad y lo veo a contraluz", cuenta. Dice que en esta época en donde hay mayor circulante se corre más peligro de ser víctima de los falsificadores.


Hace unos días una clienta fue dos días después a la frutería "Alberto y Juanita" a reclamarle a don Alberto Arias que ahí le habían dado dinero falso en denominación de cien pesos.


"Es muy improbable porque yo los reviso y los reviso aunque tenga mucha gente", recuerda.


"Pero en caso de que así hubiera sido, la reclamación ya no procede porque debe hacerse en el instante, ¿no?". Para evitar pérdidas por este concepto, don Alberto confía en su experiencia y asegura que no le ha tocado recibir moneda falsa.


Según el Banco de México, entre 2000 y 2012 el billete falso más captado fue el de 50 pesos con 278.4 piezas por millón sólo en 2012. En segundo lugar el de cien pesos con una incidencia de 269.6 ppm.


En Agosto de este año, Gabriel Delgado Pérez, de 31 años de edad, fue detenido en la Colonia Azteca por la Policía Municipal debido a una falta administrativa, pero al ser revisado le hallaron 6 billetes de esta denominación en su cartera. Él argumentó que eran producto de un pago por trabajos de albañilería. Fue turnado a las autoridades federales.


Daniel Zúñiga, de la Carnicería "La Providencia", sabe distinguir el dinero falso, pero para reforzar su seguridad económica cuenta con un marcador que, al rayar sobre un papel auténtico no deja rastro alguno, pero si es falso deja una marca visible. "Así no falla. La gente que trae un billete falso y lo sabe, también se hace del delito", asegura.


En esta época el Banco de México reforzó la campaña"¡Fíjate bien... es tu dinero!" donde ofrecen sugerencias para que la ciudadanía revise sus billetes. Daniel, Alberto, Amalia y Lorena siguen los consejos al pie de la letra todos los días y en cada operación.


El Pacazo
Otra forma común para intentar ingresar el papel moneda apócrifo a la economía es a través del "Pacazo", un acto fraudulento en el que se engaña a la víctima con una paca de billetes y ésta entrega pertenencias u otra cantidad de dinero menor, con el argumento de que se trata de una oportunidad para tener ganancias fáciles. Los defraudadores generalmente buscan a personas que acaban de cambiar un cheque o que cuentan con efectivo o joyas a la vista.


El delincuente le pide a la víctima que haga una operación bancaria a su nombre con el pretexto de que no cuenta con identificación, pero le exige que le deje en garantía todo el dinero que porte. Por supuesto, se trata de una estafa. Ante tal modus operandi las autoridades de seguridad recomiendan rechazar cualquier trato, por atractivo que éste parezca. Si es demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo sea.