Clausuran banco de extracción de materiales pétreos en Tomatlán

Lo anterior luego de que tras una inspección no se pudo acreditar contar con la autorización en materia de impacto ambiental para el cambio de uso de suelo en terrenos forestales.
El lugar fue clausurado como medida preventiva.
El lugar fue clausurado como medida preventiva. (Cortesía)

Guadalajara

Personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró de manera total temporal un banco de extracción de material pétreo ubicado en La Cumbre, municipio de Tomatlán, Jalisco, por realizar la remoción de vegetación forestal sin la autorización en materia de impacto ambiental correspondiente.

Lo anterior, en atención a una denuncia ciudadana, en la que se señalaba que en  terrenos de la Comunidad Indígena de Tomatlán se explotaba un banco de material, lo que llevó al derribo y remoción de toda la vegetación que había en el sitio.

Al arribar al sitio inspectores de la PROFEPA observaron la excavación de una superficie aproximada de 5,250 m2, en la cual se habían realizado actividades de remoción de vegetación característica de selva baja caducifolia, para la extracción de tierra y balastre, encontrando áreas con una profundidad promedio de hasta 8 metros.

Entre los ejemplares, que habrían sido removidos con maquinaria pesada, se encontraron especies de barcino (Cordia elaeagnoides), rosa morada (Tabebuia rosea), ciruelo (Prunus cerasifera), guamúchil (Pithecellobium dulce), guayaca (Tabebuia chrysantha) y cuachalalate (Amphiterygium adstringens), entre otras.

Como medida de seguridad se llevó a cabo la clausura total temporal del área de extracción, luego de que el visitado no acreditó contar con la autorización en materia de impacto ambiental para el cambio de uso de suelo en terrenos forestales para la extracción de materiales pétreos.

El Dato:

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, Capítulo VI, determina que se sancionará con el equivalente de 100 a 20,000 veces de salario mínimo vigente, a quien cometa la infracción de cambiar la utilización de los terrenos forestales, sin contar con la autorización correspondiente.