Ganaderas ponen en quiebra a productores del norte de Veracruz

Expresidente de la UGL, percibe hay graves anomalías e irregularidades con posible corrupción en el manejo del dinero que generan productores.
Ganaderos en pequeño convirtieron sus potreros en sembradíos de caña pero al final no obtuvieron las ganacias que esperaban.
Archivo. Ganaderos. (aristeo abundis)

Pánuco

La producción de ganado en el norte de Veracruz tiene una importancia tal que tan solo en esta región de la Huasteca, existe un registro de más de 1 millón 200 mil cabezas que implica que en números, rebasa por el doble a las 600 mil reses registradas en todo el estado de Tamaulipas y en consecuencia, la movilidad ganadera debiera tener el respaldo de tecnología, genética y todo tipo de apoyos provenientes de los propios recursos de miles de ganaderos que hacen sus aportaciones a las asociaciones ganaderas y estas a su vez, a la Unión Ganadera Regional con sede en Tuxpan.

Sin embargo y de acuerdo a la opinión del ex presidente de la Unión Ganadera Local de Pánuco, Ernesto Juárez del Ángel, la realidad es totalmente contraria y existe la percepción entre los productores pecuarios de que existen graves anomalías e irregularidades con posible corrupción en el manejo del dinero que generan los productores con estas cuotas y aportaciones.

Dijo que lamentablemente este tipo de irregularidades son por negligencia, corrupción y apatía apoyadas por las asociaciones ganaderas locales como la de Pánuco, cuyo dirigente local hasta el momento no ha entregado explicación clara de los manejos de las aportaciones, permitiendo que la UGRNV literalmente despoje a los empresarios de 18 pesos con 50 centavos por cada documentación de cada res, realizándose miles de trámites de este tipo, así como movilización de ganado a otros pastos y otros ranchos que también son sujetos de cobro y de los cuales se debe dar dinero a la unión regional.

Señaló que los productores pecuarios están al borde de la quiebra porque tienen que absorber los millonarios gastos que entre algunas asociaciones locales y la Unión Ganadera Regional, realizan sin contemplaciones y puso como ejemplo que los rastros frigoríficos de Tempoal y Tihuatlán, deben ser cerrados para evitar mayor atentado a la economía de los productores, pues entre ambas instalaciones se reportan pérdidas mensuales de medio millón de pesos que en pago se cubren con lo que aporta cada ganadero.

Señaló, que en cuanto a programas como el areteo y los mecanismos de sanidad animal como la tuberculosis, tanto el gobierno federal como el gobierno estatal aportan en conjunto un subsidio del 75 por ciento del total del costo y el productor aporta el 25 por ciento restante, sin embargo tanto la unión ganadera como las asociaciones locales en este caso como la de Pánuco, no generan la comprobación correspondiente o facturación a los productores.

Es decir que la UGRNV no da comprobante y de manera cómplice la asociación local no lo exige con lo que existe un vacío en el que no se sabe en qué se utiliza ese dinero, lo que también constituye una defraudación a programas federales y estatales.

Al especificar sobre la responsabilidad de que la actividad ganadera esté en decadencia y al borde de la quiebra, señaló que para el caso de Pánuco es debido a los malos manejos de la dirigencia local a cargo de Salvador Núñez y a la gran voracidad en el cobro de aportaciones y mal uso de las mismas de la Unión Ganadera Regional a cargo de Armando Cuervo Cordero.

Reconoció que hasta hace poco tiempo tenía el cargo de delegado de la Unión Ganadera Regional del Norte de Veracruz, ante la confederación nacional de organizaciones ganaderas, sin embargo ante el cúmulo de irregularidades y falta de transparencia decidió renunciar con carácter de irrevocable a ese cargo explicando textualmente los motivos a saber:

El primer punto se refiere a la inconformidad presentada conforme a la ley de organizaciones ganaderas y su reglamento, por el consejo de vigilancia de la ganadera de Pánuco ante el departamento jurídico de Sagarpa y ante la propia ganadera regional para que resolviera el fallo a favor de Salvador Núñez Zamudio que violó los estatutos de la ganadera de Pánuco por marcada parcialidad.

En el segundo punto refiere anomalías similares en las elecciones de la ganadera local de Ozuluama, también por parcialidad ya que en ambos casos no se utilizó al consejo para dirimir y votar y mucho menos se le dio voz a las partes interesadas.

El tercer causal se refiere a que nunca se le informó de las reuniones mensuales de consejo en donde omitieron la invitación para participación en dichas reuniones; señalando el cuarto punto en el hecho de que se presentó en el 2016 un proyecto de centro de subastas para el norte de Veracruz y este proyecto, ni siquiera fue parte del informe de actividades de la asamblea anual, no estuvo dentro del programa de trabajo a pesar de que hay una recomendación presidencial para que se realice este tipo de centros de subasta y al menos haya uno en cada estado, considerando que el norte de Veracruz es el de mayor movilidad y producción de la entidad.

En el quinto punto refiere que el comité estatal de sanidad y protección pecuaria se declaró en quiebra a finales del 2016, y reiteradamente se señaló que había problemas de malos manejos destacando con oportunidad este tipo de problemas desde el subcomité con sede en Pánuco a cargo del hoy presidente de la asociación ganadera Salvador Núñez.


JERR