Ante pérdidas, productores buscan otras alternativas

Los productores empiezan ya la búsqueda de alternativas agrícolas, convierten sus potreros o pastizales en terrenos para la siembra de algunos granos básicos.
El campo agropecuario requiere de mecanización o en su defecto está condenado a la quiebra, según dirigentes.
El campo agropecuario requiere de mecanización o en su defecto está condenado a la quiebra, según dirigentes. (Aristeo Abundis)

Pánuco

Ante las circunstancias por las que atraviesa la actividad de la ganadería que paulatinamente ve pérdidas y escaso apoyo, los productores empiezan ya la búsqueda de alternativas agrícolas, convierten sus potreros o pastizales en terrenos para la siembra de algunos granos básicos pero la mayoría de los ganaderos en pequeño buscan ser aceptados dentro del esquema de contratación de siembra de caña de azúcar, único cultivo por contrato existente en esta zona.

Según estadísticas y numerología de las organizaciones cañeras CNPR y CNC, tan solo en Pánuco se siembran casi 15 mil hectáreas de caña mientras que las mismas agrupaciones pero en El Higo consideran que en esa zona de abastecimiento hay aproximadamente 12 mil hectáreas de ese mismo cultivo y poco a poco las zonas de cosecha para los ingenios Pánuco y Zucarmex en El Higo se expande haciéndolo el cultivo predominante en el norte de Veracruz.

El área de influencia de ambos ingenios es Ozuluama, Pueblo Viejo y el propio Pánuco; el ingenio Zucarmex recibe abastecimiento de El Higo y Tempoal así como algunos productores libres de Pánuco.

La derrama económica que genera la productividad de casi 3 millones y medio de toneladas de caña es generosa para la región y constituye casi el 80% de la derrama general según las mismas organizaciones cañeras en Pánuco encabezadas por Teódulo Gea Domínguez y Ramón Rivera Meza quienes consideran que unos 4 mil 500 productores están adheridos a ambas organizaciones en tanto que en El Higo se considera un aproximado de 3 mil 500 productores afiliados a las organizaciones cañeras.

La Unión Ganadera Regional del norte de Veracruz a cargo de José Manuel  del Ángel habría advertido desde hace meses de la necesidad de aplicación de nuevos esquemas de ayuda al campo reconociendo que los ganaderos en pequeño requerían de apoyo, monitoreo y certificación para que en conjunto pudieran producir ganado de calidad que entre en competencia para la exportación de lo contrario el precio iría a la baja y los ganaderos tendrían que buscar otra actividad productiva.

En términos generales la ganadería en el norte de Veracruz lleva tendencia a la baja en la importancia de su productividad, coinciden grupos y dirigencias agropecuarias, aunque luego del primer año de esta transformación de uso de suelos, las ganancias aún no se han reflejado pues el precio de la tonelada cayó al punto más bajo en relación a los últimos 4 años.