Se privilegia la inteligencia para enfrentar el secuestro

En Puerto Vallarta se realiza la 16 Reunión Nacional del Grupo de Planeación y Análisis Estratégico para el Combate al Secuestro.

Puerto Vallarta

La ruta correcta para enfrentar el delito del secuestro debe privilegiar la inteligencia por encima de la fuerza, por lo cual se trabaja en la capacitación y la dotación de equipo tecnológico de avanzada, manifestó Renato Sales Heredia, Coordinador Nacional Antisecuestros de la Secretaría de Gobernación.

En el marco de la 16 Reunión Nacional del Grupo de Planeación y Análisis Estratégico para el Combate al Secuestro, que se llevó a cabo en Puerto Vallarta, el funcionario dijo que las unidades especializadas antisecuestro enfrentan un gran desafío que exige la suma de esfuerzos y la organización de grupos de fusión para realizar acciones y operativos conjuntos entre instituciones policiales y de impartición de justicia.

“Con analistas, equipo, policías mejor capacitados, agentes del ministerio público y peritos mejor capacitados, podremos liberar a las víctimas pero también capturar a los secuestradores”.

Reiteró que de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en octubre pasado fueron denunciados 99 secuestros en el país, 36% menos que en el mismo mes del año pasado, cuando fueron 157. De enero a octubre sumaron 1228 secuestros, 13.46% menos que en el mismo periodo del 2013 (1419).

“Este indicador nos muestra que hay una contención y una disminución, pero no se trata de echar campanas al vuelo”.

La reunión fue inaugurada por el Fiscal General de Jalisco, Luis Carlos Nájera Gutiérrez, quien hizo un llamado a sumar esfuerzos para enfrentar todos los delitos. “No dejemos que la ley sea moneda de cambio. No somos más vulnerables que los delincuentes”.

Gualberto Ramírez Gutiérrez, titular de la Unidad Especializada  en Investigación de Delitos en Materia de Secuestros de la Subprocuraduría  Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, explicó que el objetivo de la reunión pretende alcanzar nuevos acuerdos que derivan estrategias novedosas en la investigación del secuestro, además de analizar logros y errores, para determinar áreas de oportunidad.