Los primeros efectos quedaron opacados: asegura economista

La parte fiscal ha incidido en que las compañías aún no acaban de acomodarse a los cambios de la reforma laboral.
La economía no ha sido favorable para generar más empleos.
La economía no ha sido favorable para generar más empleos. (Archivo)

Monterrey

Un entorno económico débil y la incorporación de un nuevo esquema fiscal son factores que vinieron a opacar los primeros beneficios de la reforma laboral a más de un año de haber entrado en vigor, afirmó José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDIC).

“El ciclo macroeconómico ha estado muy débil y la entrada en vigor de una reforma fiscal no ha permitido ver los efectos o beneficios de una reforma laboral.

“Tampoco se ha revertido la tendencia de la informalidad, creo que las empresas todavía no ven en la reforma laboral un mecanismo que transforme la manera en que están contratando, por lo tanto, a lo largo del 2013 y lo que va de este año, la reforma laboral no ha tenido los resultados esperados”, indicó el también economista y especialista en temas de empleo.

En entrevista telefónica, el economista refirió que sin lugar a dudas, la parte fiscal ha incidido en que las empresas todavía no terminan de ajustarse a los cambios que les ha representado la reforma laboral y luego la fiscal.

“Yo lo veo más un problema de distracción que están teniendo las empresas, se ve en lo que va del 2014, las empresas están más preocupadas por cómo ajustarse al nuevo esquema fiscal que entró en vigor este año”.

Enfatizó, hay un problema de distracción que está deteniendo este proceso por parte de las empresas para ajustarse y adecuarse al nuevo sistema fiscal y laboral.

Añadió que en el fondo la reforma laboral tiene aspectos que hace que no tenga ese impacto que se esperaba en el mercado laboral mexicano, dado que está muy sesgado hacia la informalidad, además la economía no ha sido nada favorable para la generación de un mayor número de empleos.

Por ejemplo, en la contratación vía subcontratación, que en realidad es un esquema novedoso de la reforma laboral, indicó, no se ha sentido el efecto aún de este mecanismo.

“Quizá lo que se dio fue legalizar lo informal que estaba y por lo mismo no terminaron de tener un impacto significativo”, opinó.

José Luis de la Cruz, considera que los beneficios pudieran llegar cuando la economía empiece a crecer a un ritmo mayor a una de 3.0 o 3.5 por ciento y eso puede darse hacia mediados de este año o incluso el siguiente.

Esto independientemente de que habrá que revisar algunos mecanismos que están dentro de la reforma laboral que pudieran ajustarse, dijo.