Realizan primera boda de pareja del mismo sexo

En la ceremonia uno de los contrayentes pidió frenar la homofobia. Incluso habitantes de otros Estados pueden unirse en Coahuila bajo la nueva figura legal de matrimonio igualitario.
Víctor Hugo Dávalos Cárdenas, fue el juez de celebrar primer matrimonio homosexual (Milenio Radio)
Ahora esperan adoptar (Milenio Radio)

Saltillo, Coahuila

"Ya basta de homofobia, todos somos hermanos", expresó Fernando Covarrubias Monsiváis de 45 años, luego que un Oficial del Registro Civil lo declaró unido en matrimonio con Luis Alberto Reyes Soto de 30, en la primera unión igualitaria en Coahuila desde que el martes entró en vigor esa posibilidad legal.

"Todos somos hijos de Dios, ya basta de que nos miren como extraños", dijo ante familiares, amigos y funcionarios de gobierno que acudieron a la Oficialía Segunda del Registro Civil, donde se formalizó el matrimonio.

Es la primera boda homosexual, pero en los siguientes días se podrán formalizar tres más, dijo Lorena Bermea, directora de Instituto Coahuilense para combatir la discriminación.

Habitantes de otros Estados pueden acceder al matrimonio igualitario en Coahuila, pero deben cumplir requisitos como la mayoría de edad, acreditar exámenes médicos y pláticas prematrimoniales, dijo Víctor Hugo Dávalos Cárdenas, titular de la oficialía segunda.

"Parejas homosexuales de Tampico y Nuevo León pidieron informes sobre los requisitos para venir a casarse en Coahuila", añadió.

El primero de septiembre el Congreso local modificó el Código Civil para definir el matrimonio como la unión libre de dos personas, sin importar su género. Antes, la ley reservaba el derecho a las parejas integradas por un hombre y una mujer.

"Los declaro formalmente unidos en matrimonio", dijo el Oficial a la pareja.

Fernando y Luis Alberto se conocieron hace 12 años en una fiesta. Son obreros y tienen interés de adoptar. Sus familias los apoyan y se preparan para festejar "en grande".

"Nuestra familia nos apoya, estuvieron de acuerdo desde el principio, cuando vieron que la relación no era un juego. A las otras parejas les pedimos que se animen, porque el matrimonio da seguridad", aseguró Fernando.