Pese a señalamientos, modifican presupuesto 2013 de Guadalajara

Cambios por 32% del ejercicio presupuestal se hicieron fuera de vigencia: PAN
El cabildo de Guadalajara aprobó los cambios 73 días después de haber cerrado el ejercicio
El cabildo de Guadalajara aprobó los cambios 73 días después de haber cerrado el ejercicio (Milenio)

Guadalajara

Pese a los señalamientos de que se incurriría en una ilegalidad, el pleno del Ayuntamiento de Guadalajara aprobó modificaciones al presupuesto 2013 de Guadalajara, 73 días después de haber cerrado el ejercicio.

La aprobación se logró con 16 votos a favor de la fracción mayoritaria del PRI, con apoyo de ediles de Movimiento Ciudadano y tuvo cuatro votos en contra de la  bancada del PAN.

El regidor panista, Alberto Cárdenas Jiménez, destacó que existe un impedimento para realizar modificaciones al ejercicio presupuestal fuera del periodo de vigencia que prevé el reglamento municipal.

En este sentido, las reasignaciones debieron aprobarse entre el 1 de enero al 31 de diciembre de 2013.

Cárdenas Jiménez subrayó que las modificaciones ascienden a 1,400 millones de pesos, cerca del 32 por ciento del presupuesto ejercido por el gobierno municipal de Guadalajara.

En reiteradas ocasiones, el líder de la fracción edilicia del PAN insistió en que la aprobación del dictamen sería ilegal, que el tesorero no hizo llegar una sola solicitud en todo el periodo de vigencia y que las partidas presupuestales fueron manejadas discrecionalmente.

Pidió que se leyera el artículo que faculta a la autoridad municipal a esta aprobación, sin obtener respuesta.

El presidente de la comisión edilicia de Hacienda Pública, Carlos Alberto Briseño, del PRI, defendió el dictamen argumentando que se obtuvieron ahorros, recursos adicionales y se contribuyó a la disminución de la deuda pública.

"Nos enteramos hasta febrero (de los cambios)... de la recaudación extraordinaria no nos enteraron. ¿Por qué nos ocultaron esta información?", inquirió Cárdenas Jiménez.

El panista se pronunció por  la renuncia del tesorero tapatío, Francisco Javier Padilla Villarruel, por mal manejo de la Hacienda municipal, también sin encontrar eco.

El regidor Salvador Caro de Movimiento Ciudadano, aplaudió el esfuerzo del alcalde por el "saneamiento" de las finanzas públicas del municipio y propuso tres transitorios que también fueron aprobados, entre ellos destaca que la Tesorería municipal informe al pleno mensualmente la evolución general del avance presupuestal del gasto público.