Congreso federal pide cuentas por El Zapotillo

Aprueban citar a la Conagua y al poder Judicial para que expliquen el presunto incumplimiento de suspensiones judiciales y los avances del megaproyecto.
El avance en la presa El Zapotillo ya es de más del 80 por ciento.
Presa El Zapotillo (Carlos Zepeda)

Guadalajara

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el poder Judicial Federal serán llamados por el poder Legislativo para que den cuentas sobre el estado que guarda el proyecto El Zapotillo, según un punto de acuerdo aprobado a petición de la legisladora perredista Verónica Juárez Piña.


La permanente "solicita a la Conagua a que remita un informe a esta soberanía sobre el avance de la construcción de la presa El Zapotillo, en el estado de Jalisco, en el que se indique la altura de la cortina referida en el proyecto de construcción y además presente un informe sobre las alternativas de infraestructura y disponibilidad para el abastecimiento de agua a los estados de Jalisco, Aguascalientes y Guanajuato"; en segundo término, "con pleno respeto a la división de poderes, solicita a las instancias correspondientes del Poder Judicial de la Federación, a informar a esta soberanía el estado que guarda la ejecución de la sentencia recaída en la Controversia Constitucional 93/2012", y del mismo modo, "a la presidencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Jalisco, informe a esta soberanía sobre el estado que guarda la recomendación 35/2009".


Los motivos: "Inicialmente, la Comisión Nacional del Agua, a través del Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico, convino con el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA) la ejecución de un proyecto integral de estudios básicos, topográficos y sociales; en particular los trabajos relacionados con el levantamiento topográfico de la poligonal envolvente de las superficies que ocupará el embalse; zonas federales y de protección, así como el contacto y comunicación con la población con miras a la recopilación e integración de documentos que forman los expedientes de los dueños de los predios afectados por la construcción de la presa. En la presentación del proyecto inicial, la Conagua, mencionó que con dicha obra, se garantizará el suministro de agua potable durante los próximos 30 años a Los Altos de Jalisco, a la ciudad de León, Guanajuato, mediante el aprovechamiento de las aguas del Río Verde, contribuyendo a la sustentabilidad y recuperación de los acuíferos con los que actualmente se abastecen”.

Derivado de las necesidades de abastecimiento, "se determinó la necesidad de construir un sistema de captación, potabilización y conducción de agua para el abastecimiento de la ciudad de León, Guanajuato y de Los Altos de Jalisco consistente en la presa El Zapotillo, un Acueducto de 140 kilómetros con origen en la presa y destino en la ciudad de León [...] plantas de bombeo, una planta potabilizadora y un tanque regulador para el acueducto", así como un "macrocircuito en la ciudad de León, con sus correspondientes obras complementarias".

A lo largo del proceso de construcción de la presa "se han presentado diversas inconformidades de parte de las comunidades que se consideran afectadas por la obra. Estas han recurrido a diversas autoridades judiciales y administrativas lo que ha ocasionado un largo proceso judicial. No obstante, los trabajos de construcción de la presa han continuado, y se menciona que ya existe un avance importante. De acuerdo a las últimas informaciones, y tal como lo refieren los proponentes, existe una resolución judicial del Juez Primero de Distrito que otorgó una suspensión a pobladores de Temacapulín para el efecto de que las (autoridades) responsables se abstengan de construir una cortina que sobrepase la altura originalmente autorizada de 80 metros".

Ante dicha resolución, "los integrantes de la Tercera Comisión, consideran que es necesario que el gobierno del Estado y de la Federación, informen cuál es la situación de esa construcción, y las actuaciones administrativas o judiciales hechas por las autoridades competentes. Como se desprende de las anteriores consideraciones, existen dudas, distintas versiones, y no se conoce alguna versión oficial, ni de la Comisión Nacional del Agua, ni del Estado de Jalisco lo que ha provocado mayor incertidumbre entre los pobladores. [...] las dudas y el desconocimiento, ha generado un justo reclamo de la población afectada. Por lo que se hace necesario que ésta Soberanía conozca sobre los acuerdos y las acciones que se han realizado hasta la fecha, para una mejor toma de decisiones. De igual manera, es necesario que se informe sobre los proyectos y acciones que tiene contemplada la Conagua en relación a la problemática hídrica en la entidad".