Prepara Iglesia propuesta por el decreto de las cenizas

La disposición ha generado quejas acerca de si este decreto mantiene fines recaudatorios, además del costo extra que representa depositar los restos en estos lugares.

Monterrey

Tras el decreto realizado hace unos días por la Congregación para la Doctrina de la Fe acerca del destino que se le debe dar a las cenizas de los difuntos, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera, adelantó que la Iglesia se encuentra preparando una propuesta para que los más pobres tengan una manera digna de guardar las cenizas de sus familiares.

La disposición, la cual comunica a los católicos evitar prácticas como dispersar las cenizas en el aire, tierra o agua, convertirlas en recuerdos conmemorativos; o incluso conservarlas en el hogar, y que estipula que éstas deben ser depositadas en la iglesia o cementerio, ha generado quejas acerca de si este decreto mantiene fines recaudatorios, además del costo extra que representa depositar los restos en estos lugares.

Ante los cuestionamientos, el monseñor señaló que el decreto es solamente una recomendación que realiza la iglesia, y que están trabajando en una propuesta para que también los fieles más pobres puedan cumplirla.

"La Iglesia pide que por favor se recupere la sana tradición, que un católico sepa guardarlas, conservarlas; de preferencia en un lugar sagrado o en un lugar a propósito para ello", dijo, "por supuesto que los pobres harán siempre lo mejor que puedan y nosotros estamos preparando una propuesta para que los más pobres tengan una manera digna de guardar las cenizas de sus familiares".

Acciones como el negar las misas para honrar al fallecido se daría solamente cuando hay una abierta oposición, señaló, por lo que cada fiel tomará su decisión, y las personas que quieran conservar las cenizas en su casa es su responsabilidad.

"El que no quiera hacer caso, la iglesia no tiene manera de obligar a nadie, sino nada más tocar su consciencia y su decisión. Creo yo, que ahora ya son tiempos nuevos, en los que la iglesia propone, pero cada fiel toma su decisión.

"Ojalá y las cenizas, si se creman, se conserven en un lugar digno para honrar la memoria de los difuntos, el objetivo no es otro sino que dignifiquemos también al ser humano desde que nace hasta que muere, esa es tradición de la Iglesia y creo yo que tenemos que recomendarla a todos los fieles católicos", dijo.

Referente a la celebración del Día de Muertos, el arzobispo anunció que se unirá el miércoles 2 de noviembre a la oración de todos los fieles difuntos, por lo que celebrará una santa misa a las 10 de la mañana en el panteón Del Roble y posteriormente regresará a la Catedral para hacer oración por sus antecesores en la sede de Monterrey, e invitó a los fieles a que en familia vivan esta noble tradición.

"Pido a los padres de familia, eduquen a sus hijos enseñándoles el significado de este día, todos debemos saber que algún día dejaremos este mundo, pero esto no debe ser tomado como algo pesimista, sino enseñando la verdad cristiana, que nos da la esperanza cierta de vivir la eternidad que nos ha sido prometida por el Señor", dijo.

Por último, agradeció a todos los que colaboraron para la colecta que se hizo a favor de los damnificados en Haití y anunció se recaudaron 496 mil pesos, los cuales se enviarán a Cáritas nacional.