Su precio se estabilizará hasta el mes de abril

Las heladas y cuotas del crimen organizado originaron el problema, considera el administrador de Central de Abasto.
La venta cayó 50 por ciento.
La venta cayó 50 por ciento. (Cuartoscuro.com)

Toluca

Derivado de la falta de lluvias, las heladas y las cuotas del crimen organizado por el paso a la entidad, el kilo de limón alcanzó el precio de 35 pesos en las centrales de abasto, mientras que en supermercados llegó incluso a 45 pesos. Por estas razones su venta cayó hasta 50 por ciento, y se espera que sea en el mes de abril cuando su costo se estabilice.

"El problema, según tenemos entendido, es que el año pasado no hubo muchas lluvias, lo cual propició que la producción disminuyera; además de que las heladas que cayeron en Michoacán también afectaron la generación de este insumo, y el factor más importante es que todavía en 2013 se tenían que pagar cuotas al crimen organizado en la zona caliente de Michoacán para que pudiera ingresar al Estado de México", refirió César Benítez Cortés.

El administrador de la Central de Abasto de Toluca señaló que derivado de estos motivos, el limón alcanzó hace unas semanas los 35 pesos el kilo por tonelada, aunque actualmente el precio oscila en 22 pesos en promedio. Afirmó que a la fecha los condóminos se abastecen de Michoacán y Sinaloa, donde hay cuestiones similares.

Añadió que es mentira que exista un desabasto de este fruto, ya que en los próximos días estará llegando más, y hasta el momento no existen productos de importación en la Central de Abasto. Sostuvo que por el alza, desde mediados de enero, las ventas cayeron hasta 50 por ciento, pues la gente que normalmente lo consumía, dejó de hacerlo o lo adquirió en menor proporción. "En lugar de llevarse dos kilos, solo se llevaba uno o medio; descendió su compra de manera importante".

Después de la primera semana de marzo -apuntó- esta situación se hizo notoria. "El problema está disminuyendo y esperamos que en abril se empiece a estabilizar el costo del limón para que llegue a los niveles que estaba el año pasado: entre 10 y 12 pesos".

Benítez Cortés consideró que muchos comerciantes y cadenas departamentales aprovecharon el alza para exceder los precios; "en la Central nunca pasó de 36, y en algunas tiendas llegó hasta 45".

Por último, detalló que en el caso de otros frutos como la toronja, naranja y mandarina, su valor para el consumidor permaneció igual porque afortunadamente hay mucha producción que ha originado que el precio esté entre cuatro y cinco pesos.

"Otro que sí incrementó fue la papa porque hubo muy poca cosecha en la entidad, por esa razón subió hasta 50 por ciento este año".