El fracaso ambiental está en la política, advierte Carabias

El deterioro se desaceleró pero no se ha podido contener, y eso deriva de la falta influencia del conocimiento ambiental en los tomadores de decisiones, advierte.

Guadalajara

La política se mantiene como la arena pendiente de conquistar por la narrativa ambiental, y ese fracaso parcial se mide en el deterioro persistente del patrimonio natural y de la calidad de vida de los más pobres, advirtió ayer la ex secretaria de Medio Ambiente federal, pilar del proyecto de conservación de la Selva Lacandona, Julia Carabias Lillo.

“La degradación continúa, y por lo tanto la línea de hoy es la de ayer, la de hace diez años y la de hace 20 años; no hemos logrado detener las tendencias, aunque en algunos temas se haya bajado la tasa; por ejemplo, la deforestación era mucho más acelerada en los noventa que en los 2000, pero la deforestación sigue, y podemos decir así en cada uno de los rubros; yo creo que el problema no es un tema tecnológico, un tema de conocimiento, hay mucho más conocimiento del que se está usando, lo que está faltando es cómo para lograr traducir esa información a los tomadores de decisiones para que se convierta en políticas públicas bien sustentadas”, dijo en una conferencia magistral dictada ayer en el paraninfo Enrique Díaz de León, de la UdeG.

A su juicio, esto revela la ausencia de “una estructura orgánica en México que permita esas traducciones; el caso de la Conabio [Comisión Nacional para Conocimiento y Uso de la Biodiversidad] es excepcional, incluso en el mundo, porque se obtiene la información y se presenta, por eso podemos tener desde leyes hasta políticas tan fuertes en ciertos temas, porque la información que surge de Conabio se está viendo para la toma de decisiones, pero no lo suficiente; la Conabio debería de estar permanentemente asesorando a todos los sectores productivos y José Sarukhán [su coordinador nacional] debería estar todo el tiempo en Los Pinos cerca del presidente”.

De este modo, la crisis “es un problema no de conocimiento, sino de espacio; más que una reforma legal, creo que nuestras leyes, al igual que el conocimiento, están muy bien […] lo que necesitamos es su aplicación, el tema está en el Ejecutivo, en el Ministerio Público, y con los jueces que no están logrando incorporar esta temática en sus decisiones; a veces el Ejecutivo da un paso, y los jueces lo tumban, entonces eso no ayuda en la ley, y es tremendo […] obviamente cada uno de los poderes en México tiene que ir haciendo sus ajustes, pero el gran rezago está en la cuestión política”, apuntó.

No es privativo de este país; el mundo en general está inmerso en graves contradicciones y sometido a fuerzas de deterioro que extinguen por año de once mil a 58 mil especies, al grado que se sostiene en ciertos sectores de la ciencia que se ha ingresado al sexto periodo de extinción masivo de la historia planetaria.

Algunos datos para documentar el pesimismo: “la población humana se triplicó si se comparan los datos de 1700 a 1850 con los de 1900 a 1970; sin embargo, el consumo de energía lo multiplicamos por 12, y esa energía está basada en el consumo de los combustibles fósiles, y esto ha generado que se incremente en dos últimas décadas en 38 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero, que es la causa fundamental del cambio climático, y a pesar de tener estos incrementos y esta presión, en el uso común de la atmosfera; pues todavía queda 20 por ciento de la población mundial que no tiene acceso a la energía…”.

Entonces “se nos presenta un problema muy serio, por muchos años vamos a seguir usando los combustibles fósiles, tanto petróleo como carbono, y la energía renovable crecerá pero no va a bastar”.

A esto hay que agregar otras agendas como la sobrepoblación, la pésima distribución de los alimentos, la ocupación anárquica de ecosistemas naturales, la multiplicación de eventos meteorológicos extremos, la escasez de agua de calidad, y el problema más grave: la extinción, “porque esta es para siempre; no podemos recuperar una especie una vez que está perdida”, subrayó.