La política social debe dejar de ser asistencialista

La funcionaria federal dice que “de los 53 millones de pobres que hay en el país el 60 por ciento está en las zonas urbanas.
Rosario Robles Berlanga: “... que en México no haya hambre”.
Rosario Robles Berlanga: “... que en México no haya hambre”. (Héctor Mora)

Francisco I. Madero

Rosario Robles Secretaria de Desarrollo Social  (Sedesol) en el gobierno federal anunció la incorporación de 13 municipios del estado de Hidalgo al programa nacional Cruzada Contra el Hambre, con lo cual sumarán 18 las demarcaciones beneficiadas.

Durante una gira de trabajo por Francisco I Madero,  donde encabezó el acto de arranque del Centro Regional de Acopio Lechero, la funcionaria federal declaró que “el día de hoy estamos dando buenas noticias, el centro de acopio es una de ellas”.

La otra buena noticia , indicó, es que “de cinco municipios que tenía Hidalgo en la Cruzada Nacional Contra el Hambre hoy vamos a tener a 13 municipios más como parte de este programa para que en  México no haya hambre”.

Explicó que lo que obligó a la dependencia a su cargo a incluir a nuevos municipios en este programa son datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) que se encarga de medir la pobreza en México y evalúa los programas y políticas sociales del gobierno federal.

Los trece municipios que vamos incorporar además de los cinco que ya teníamos por decisión de la Comisión Intersectorial se incorporan, informó Robles Berlanga en breve entrevista con los representantes de los medios de comunicación.

Explicó que las demarcaciones que se adhieren a este programa son Acaxochitlán, Calnali, Cuautepec de Hinojosa, Huahutla, Huazalingo; además de  Ixmiquilpan, Pachuca de Soto, Pisa Flores, San Felipe Orizatlán, Tepehucan de Guerrero, Tlanchinol , Tula de Allende y Tulancingo.

La funcionaria recordó que los indicadores que tomaron en cuenta para incorporar a nuevos municipios de Hidalgo son los que les proporcionó el Coneval.

Y es que asegura que “de los 53 millones de pobres que hay en el país el 60 por ciento está en las zonas urbanas”.

Aceptó que “la idea que teníamos de que la pobreza era rural, ya no es así, es lógico la gente migra a las ciudades buscando una oportunidad”.

Y es que asegura que “tenemos estos asentamiento en su mayoría irregulares en zonas urbanas, concentran mucha pobreza y carencia alimentaria”.

Por ello dijo que como federación “seguimos trabajando en la línea de los municipios rurales indígenas... vamos a ir a 131 ciudades del país pero no es a la totalidad de la ciudad”.

Por ejemplo, citó que no en su totalidad ciudades como Pachuca o de Tula o de Tulancingo se verán beneficiadas, sino “sus zonas que están perfectamente bien ubicadas geográficamente de mayor pobreza y de mayor pobreza”.

Aseguró que en Francisco I. Madero se concreta una instrucción presidencial con miras a que “la política social deje ser asistencialista y fomente la capacidad productiva en nuestro pueblo”.

Con el banderazo de la salida del centro de acopio lechero, dijo “va en el camino correcto en apoyar la producción de nuestros hombres y mujeres del campo para que tengan un ingreso digno porque eso lo que viene a hacer el gobierno de la República”.

Dijo que este tipo de políticas están orientadas a apoyar a los productores de leche para que conviertan en comercializadores  de sus productos.

Agradeció al estado “por esa gran sinergia y colaboración que hemos hecho para trabajar en los programas sociales y particularmente la Cruzada  Nacional Contra el Hambre”,  aseguró la titular de la Sedesol.

En este marco agradeció a Juan Carlos Cruz Guerrero, dirigente de los productores del valle del Mezquital la  confían y los esfuerzos sumados para este proyecto, ya que sostiene que “es la manera cómo vamos a sacar a México adelante”.

Así mismo agradeció a nombre de la federación al donador del terreno donde quedara asentado el centro de acopio, Placido Velázquez González, cuya situación señala que “habla de la confianza  en el gobierno”.