El polígrafo, herramienta altamente confiable: autoridades

Ha dado buenos resultados en el estado, señala Jorge Domene Zambrano.
Medición de los impulsos.
Medición de los impulsos. (Luis García)

Santa Catarina

Por sí solo, el hecho de estar sentado en una oficina cerrada, a sabiendas de que serás sometido a un interrogatorio, es estresante. Si a eso se le suma que de esa entrevista depende tu ingreso a la Policía, o ser despedido de ella, la tensión aumenta.

Pese a ello, los especialistas certificados advierten que el polígrafo no agarra desprevenido al sujeto, ya que previamente se dialoga con él sobre las preguntas, bajo la premisa de que siempre se debe contestar con la verdad.

Equipo especializado es instalado en el torso para medir las reacciones de la persona, y un baumanómetro se coloca en el brazo izquierdo, ya que la presión arterial también es monitoreada durante la prueba.

Los dedos de la mano derecha generan impulsos medibles para las autoridades, y todas las respuestas se recaban en un monitor de computadora, que arroja si contestaste o no la verdad.

“Es una de las pruebas que más te puede arrojar la veracidad de sí alguien esta inmiscuido con el crimen, si alguien tiene alguna situación de corrupción, sin ser una prueba exacta, como lo hemos reconocido.

“Creemos que el grado de confiabilidad de la herramienta sigue siendo alta. Al menos en Nuevo León nos ha dado resultados”, indicó Jorge Domene, vocero de Seguridad del Gobierno Estatal.

En la planta alta del edificio se encuentra el cuarto de archivo, donde se guardan los expedientes. Su difusión es contra la ley.

El punto de inflexión es si el modelo actual, que acredita a los policías a cargo de nuestra seguridad, requiere cambios.

“Se ha hecho polémica, se ha hecho critica, análisis, de si esto es realmente suficiente, es decir, es una prueba infalible, la respuesta sabemos que es no. Sin embargo, es mucho mejor que estar simplemente a la observación del comportamiento de un policía”, concluye Domene.