CRÓNICA | POR JESÚS GARCÍA

“Ellos son muy jóvenes para andar en eso”

Ciudadanos dicen que se necesitan en la zona policías mejor preparados para enfrentar la delincuencia.

Los elementos llegaron de improviso a la plaza principal.
Los elementos llegaron de improviso a la plaza principal. (Yazmín Sánchez.)

Ciudad Madero

Un grupo de elementos de la Gendarmería Nacional llega de improviso a la plaza principal de Madero.

La gente no sabe de quién se trata, ni tampoco a qué se dedican, solo los observan alineados en el sol mientras reciben indicaciones.

Es ombligo de semana y las bancas de la plaza "Isauro Alfaro Otero" son utilizadas por adultos mayores de 60 años, la mayoría jubilados y pensionados de Petróleos Mexicanos (Pemex) que se reúnen a recodar viejas andanzas.

Por un lado, los Gendarmes realizan el pase de lista en espacios públicos, como parte de la estrategia de proximidad ciudadana y su verdadero objetivo, con la cual buscan recobrar la confianza de la gente por las instituciones de seguridad pública, como lo han dicho sus mandos.

Sin embargo, la ciudadanía tiene una percepción distinta de lo que necesita de las fuerzas de seguridad, pues requiere resultados inmediatos al robo común y también una solución a todo lo que ha dejado en el sur el crimen en todas sus modalidades.

"Con que es la Policía Federal, pues ya los vi y creo que debería ser más preparada, habría que combatir exactamente al narco y todo eso, para eso necesitan una policía más preparada, con experiencia", es el pensar de Carlos, que tiene 74 años y quien descansaba en la plaza.

Insiste el septuagenario en que los elementos con camisa blanca y pantalón azul marino que están formados frente a la parroquia de la ciudad, no son la solución al problema de seguridad que existe, ya que se expresa de ellos como si se tratara de niños exploradores.

"Ellos son muy jóvenes para andar en eso, necesitamos policías mejor preparados, acuérdate, como lo hacía Pancho Villa, quien decía: tráeme a esos asesinos, para agarrar a los otros asesinos... éstos (los gendarmes) andan patrullando y siguen haciendo lo robos a bancos, robos a cajeros, con todo y caja se lo llevan", expuso Don Carlos.

La señora Rosa Silvia, observó el movimiento en la plaza después de que los federales rompieron formación, y lo que hace es preguntar lo que ocurre. Se acerca a la persona más próxima y se informa al respecto, es como se da cuenta que son parte de un grupo policial.

Es habitante del Fraccionamiento Carlos Jiménez Macías de Madero, y lo que pide, como muchos ciudadanos del sur, es que haya más presencia de elementos de seguridad pública ya que se quedaron con la desconfianza tras los acontecimientos violentos del 2014.

"Ha faltado atención a las personas, a los niños, a los adolescentes, ya que son el mañana y si no hay seguridad no habrá tranquilidad y tampoco paz.

Con vigilancia uno se siente tranquilo, aunque hay pros y contras, porque en un enfrentamiento ahí vamos todos, si estamos alrededor y si no estamos cada quien en su casita, pero si es necesario", refirió la mujer.

El que aprovechó la presencia de la Gendarmería fue un conductor de la ruta de transporte Madero-Blanco Palmas, quien sangrando del rostro y con visibles golpes de la cara, denunció la agresión que habría sufrido momentos antes. De inmediato fue rodeado por un grupo de federales.