SP amenazó con ensuciar expedientes de policías: abogado

Alfonso de los Ríos defiende a 14 de los 20 elementos cesados y buscará se les liquide de forma correcta, al señalar que durante años aprobaron sin problema alguno sus exámenes de control de ...

San Pedro Garza García

El municipio de San Pedro amenazó a los policías despedidos de ensuciar sus expedientes si no accedían a su liquidación, aseguró el abogado Alfonso de los Ríos Santamaría.

En ese sentido, quien defiende a 14 de los 20 elementos cesados, dijo que es tonto pensar que los ex uniformados sean vinculados con las recientes ejecuciones en San Pedro, toda vez que ellos aprobaron durante años los exámenes de control de confianza sin problema alguno.

"El municipio, tratando de intimidar y presionarlos, les dijo que les iba a ensuciar el expediente en la Plataforma México para que ya no pudieran ser policías, y una serie de situaciones si no aceptaban su liquidación, ahí en la Secretaría (surgió esta amenaza).

"Pero a raíz de las ejecuciones se le ha tratado de intimidar de que se van a abrir unas líneas de investigación, pero es algo tonto, porque no hay evidencia, un sustento o un vínculo de ninguna índole que los ligue a ellos con estos hechos, y más que una coincidencia, esto (las ejecuciones) ha sucedido desde hace 5 años", indicó.

Alfonso de los Ríos Santamaría además solicitó, a nombre de sus representados, que se concluya de forma correcta la liquidación de los policías.

"Que se termine el trámite de liquidación de estos policías de manera correcta, estos policías han estado trabajando para el municipio bastante bien, incluso de los que pasaron los controles de confianza y evaluación de distintas formas y habían permanecido en la corporación lo que nos habla bien de su trabajo", señaló.

El litigante afirmó que los policías inconformes recurrieron a sus servicios y les hizo saber que no pueden estar a fuerza en el municipio si los liquidan al 100 por ciento, lo cual ellos aceptaron.

"El municipio les ofreció liquidarlos el 100 por ciento, sin ningún problema, y ellos de alguna manera estaban renuentes a esa liquidación, y sabiendo que en la vida jurídica puede el municipio prescindir de sus servicios siempre y cuando los liquiden de una forma correcta y legal, y ellos están aceptando eso.

"De los despedidos hay tres que están por jubilarse, es un abuso; hay una persona que está a un año y de los 14 que yo represento, pero que son 20, cuatro de ellos son del C5", explicó.

¿El alcalde dijo que fue un reajuste administrativo, así fue?

"Esa es la explicación que se les da a ellos, pero la realidad entendemos que pueda ser una situación económica del municipio, que se les liquide, pero ya de la liquidación a la intimidación no se vale".

El abogado indicó que los elementos brindaron parte de su vida al municipio de San Pedro, además fueron certificados y pasaron los exámenes de control de confianza, por lo que no es justo que los hayan despedido.

"No es justo, ni correcto, ni moral, que se le trate con una patada de la Secretaría de Seguridad, no se les dé una explicación ni la audiencia necesaria de explicarles de lo que pudo estar pasando de problemas económicos, son las formas más que el fondo, es lo que hay que atender si esto es por la llegada del nuevo Secretario, la verdad se me hace caprichoso.

"Puedes reajustar a la gente de Servicios Primarios, puedes dejarlo de limpiar, pero no puedes de dejar de tener policías, no es la mejor situación no sólo en San Pedro, contraviene la lógica", refirió.

Los elementos recibían un salario mensual de 12 mil pesos, y hay algunos cuya edad ronda los 50 años, aunque los más jóvenes oscilan entre 30 y 35 años de edad.

Este domingo, tres jóvenes ejecutados, dos de ellos hermanos, fueron hallados abandonados en diferentes avenidas de San Pedro; estos hechos violentos se unieron a los 19 asesinados que se registraron el pasado fin de semana.

Al día siguiente, las autoridades estatales y municipales señalaron que una de las líneas de investigación era el despido de 20 policías de la corporación por un supuesto reajuste de personal, por lo cual los uniformados exigieron no se les vincule con los hechos.