Aportará Monterrey para la Policía Militar

La alcaldesa Margarita Arellanes expresó que aún no sabe de cuánto será la cantidad que le toque dar al municipio, pero aseguró que contribuirán.

Escobedo

Sin saber cuánto les costará o el número de elementos que prestará servicio a la capital del estado, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, se mostró complacida y en apoyo a la operación de una Policía Militar en la entidad.

La presidenta municipal de la capital del estado estuvo en la celebración del convenio y colocación de la primera piedra de este espacio que estaría listo en 12 meses y albergará a tres mil elementos que darán servicio a los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila y San Luis Potosí.

Cuestionada sobre las aportaciones económicas del municipio de Monterrey para cumplir este compromiso, la alcaldesa señaló que se está haciendo una tabla de participaciones y aún no le han señalado cuánto será con lo que contribuya Monterrey.

“No nos han llegado datos oficiales, pero ya hay una tabla proporcional dependiendo de las participaciones, tiene que pasar por Cabildo y lo formalizaremos una vez que nos llegue”, indicó.

Arellanes Cervantes dijo que tienen amplias expectativas de la operación de esta corporación, que en su óptica vendrá a dar “cuerpo” y forma a las acciones que ya realizan las Policías municipales y la Fuerza Civil.

Señaló que la fuerza preventiva debe volver al contacto directo con los ciudadanos, y ser un “primer piso”, para que la corporación estatal se encargue de perseguir al delito y finalmente esta Policía Militar se encargue de los delitos de alto impacto.

“Lo que tenemos que hacer es que la Policía de contacto, la Policía Municipal, trabaje como una Policía de primer piso, y cuando se requiera una mayor capacidad de fuego por el tipo de deditos entra la corporación estatal.

“Ya cuando los delitos sean de alto impacto, es la labor de la Policía Militar, ése es el diseño que se debe seguir, porque no podemos buscar que una policía sustituya a otra, eso no puede ser, ha sido parte de las grandes debilidades institucionales que ha tenido nuestro país y que es necesario que cada quien haga lo suyo, y la Federación entre, pero con otro tipo de labores”, dijo.

Dijo que aún no sabe cuántos elementos serían destinados a la capital del estado, pero en su opinión esto debe derivarse de una evaluación tomando en cuenta el índice delictivo más que buscar “asegurar” cierto número de elementos.