Policía tapatía pide apoyo de comunidad universitaria en combate a la delincuencia

Las inspecciones a establecimientos comerciales ya comenzaron, al menos uno de diez revisados fue clausurado.
La policía ha comenzado a tener presencia en las cercanías de preparatorias y universidades.
La policía ha comenzado a tener presencia en las cercanías de preparatorias y universidades. (Cortesía)

Guadalajara

En un contexto de violencia y delincuencia en torno a los planteles educativos, de exigencias por parte de la comunidad estudiantil para que las autoridades garanticen seguridad a los estudiantes y acaben con la operación irregular de establecimientos denominados como “cantinas escolares”, la policía de Guadalajara hizo un llamado a la comunidad universitaria para que se involucre en el combate a la delincuencia y no compren artículos robados o ingieran drogas, pues en las últimas semanas, seis alumnos fueron sorprendidos en esta práctica.

La comisaría tapatía consideró, y así lo transmitió mediante un comunicado, que “las acciones que lleva a cabo la Policía de Guadalajara para combatir la delincuencia no bastan, se requiere que cada joven, cada estudiante tome conciencia de sus acciones, pues con el hecho de consumir drogas o comprar artículos robados forman parte de la espiral delictiva y de violencia que se presenta en los alrededores de los centros educativos”, y dieron a conocer que los últimos 15 días, seis estudiantes fueron sorprendidos por Policías consumiendo algún tipo de droga en los alrededores de centros universitarios pertenecientes a la máxima casa de estudios.

Los oficiales han comenzado a tener presencia en las cercanías de preparatorias y universidades como parte de la estrategia con la que pretenden disminuir la incidencia delictiva, y fue por medio de estas actividades, que localizaron a los jóvenes y adolescentes, “quienes fueron entregados a sus padres y se les brindó apoyo para que reciban atención por medio de tratamientos psicoterapéuticos en los Centros de Integración Juvenil, así como acompañamiento profesional en su dependencia a las sustancias adictivas”, según informaron.

La comisaría agregó que tan solo se requiere que el flujo de dinero, droga y artículos robados se dé en los planteles educativos para que personas ajenas a estos, se acerquen y el entorno se vuelva inseguro y se comentan delitos, y aseguraron que como autoridad no se encuentran “cruzados de brazos”.

La dependencia detalló que entre “los resultados de dichas estrategias destaca la desarticulación de un grupo de jóvenes que se dedicaban a robar a estudiantes de la Preparatoria 14, quienes utilizaban bicicletas para llevar a cabo dichas conductas delictivas. Este grupo ya no volverá a vulnerar la seguridad de los jóvenes”, en tanto que la Dirección de Inspección y Reglamentos, llevó a cabo una revisión en un billar y 10 bares establecidos alrededor del Centro Universitario de Ingenierías y Ciencias Exactas (CUCEI). Y tras esto, el bar Punto Wings, ubicado en avenida Revolución y Corregidora, fue clausurado luego de que se detectaron a varios menores de edad, estudiantes de la UdeG, en su interior.

GPE