El 2014 podría ser el año de la carestía, dice Canacope

Incrementos afectarán las ventas, pues la gente no ganará más; sin embargo ni las empresas productoras, ni los comercios van a absorber esos costos, sino que será el consumidor final.
Jesús Gutiérrez González: “el más perjudicado es el consumidor”.
Jesús Gutiérrez González: “el más perjudicado es el consumidor”. (Héctor Mora)

Pachuca

Debido a los impuestos que se aprobaron para algunos productos, 2014 podría convertirse en un año marcado por la carestía, lo que mermará el consumo y las ventas, señaló el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño, Servicios y Turismo, Jesús Gutiérrez González, quien dijo que el más perjudicado con estos gravámenes aprobados es el consumidor final.

El presidente de la Canacope Pachuca sostuvo que con los nuevos gravámenes, como el aplicado al refresco que le va a significar en el precio un peso más por cada litro, lo que va a suceder es que todos los productos suban de precio.

“Va a impactar directamente al consumidor, porque al final de cuentas nosotros tenemos que reflejar ese impuesto que se va a cobrar”.

Señaló que estos incrementos afectarán las ventas, pues la gente no ganará más; sin embargo ni las empresas productoras, ni los comercios van a absorber esos costos, sino que será el consumidor final.

“Va a haber afectaciones en las ventas, sí, desde luego, una baja de ventas considerable”, por ejemplo, dijo, con los productos denominados chatarra, que tendrán un gravamen del 8 por ciento, o el 9 ciento en los plaguicidas que les afectará a los negocios como veterinarias, así como el alimento para las mascotas con el 16 por ciento.

Aunque una de las medidas aprobadas que más afectará será la de homologar a la zona fronteriza con el IVA del 16 por ciento, pues todos los productos que llegan al centro y sur del país y que pasan por la frontera o se elaboran allá tendrán el gravamen mayor.

“Algo que igual estuvimos gestionando mucho en CONCANACO y desafortunadamente, lo digo con tristeza, no impactó, tuvimos reuniones con senadores, con diputados, los quisimos hacer entrar en razón y no pudimos, fue evitar que se homologara el IVA del 16 por ciento en la frontera.

“Va a tener un impacto mucho muy severo, va a haber una desestabilidad económica en la frontera, que es el paso de todos los productos al centro del país. Va a haber reflejos, va a haber complicaciones económicas y obviamente la gente de la frontera queda totalmente desprotegida con esta aplicación”.

Sostuvo que desde luego que esto va a traer como consecuencia aumentos en los precios, a lo mejor no a principios de año, sino que van a ser paulatinos, conforme se vaya viendo el avance en la aplicación de la misma reforma.

En cuanto a la posibilidad de cierre de negocios, dijo que es un riesgo de que eso suceda, primero porque existe miedo por parte de la población y desconocimiento sobre cuál va a ser el impacto real de esta reforma fiscal.

“Lo que puede pasar es que alguien diga ‘yo mejor me doy de baja, sigo con mi negocio o me cambio de local y si Hacienda me cae, pues nada más bajo mi cortina y luego saco mi puesto a la esquina’, y eso es lo riesgoso, pues según quieren recaudar más, pero lo que puede suceder es que haya más informalidad y sean menos los que paguemos”.

El empresario criticó que por un lado el gobierno federal señalaba hace unos días que se iba a combatir a la informalidad, con esta reforma aprobada sucederá todo lo contrario, lo que afectaría directamente al estado, pues Hidalgo está entre los cinco estados con los índices más altos de informalidad en el país según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“Si hace tres meses nos estaban anunciando con bombo y platillo que ahora sí cero informalidad y que íbamos a bajar la tasa del 60 por ciento de informales y que iban a volverlos a la formalidad, con esta reforma puede ser que cambien esas cifras a la inversa, por lo que hay que estar muy al pendiente.

“Obviamente que nuestra labor es invitar a la gente a que esté dentro de la formalidad, que tribute y pague sus impuestos, pero a veces no nos dejan muchas salidas”.