Familias pobres ceden sus despensas a más vulnerables

Califican para estar en el padrón tan solo por los sectores donde viven, dio a conocer el coordinador de Bienestar Social.
Las personas admiten que son pobres pero que no les hace falta comida.
Las personas admiten que son pobres pero que no les hace falta comida. (José Luis Tapia)

Altamira

En Altamira 1,500 familias rechazaron las despensas de Gobierno del Estado, son honestas y aseguran no tener necesidad de apoyo alimentario, aunque viven en una zona marginal y califican al padrón por el estado de su vivienda.

De acuerdo al informe anual sobre la Información de Pobreza y Rezago Social 2018 de la Secretaría de Desarrollo Social de la federación, en Altamira hay 103 mil 455 personas viviendo en pobreza extrema y moderada, en la ciudad cada vez son más los que no tienen siquiera para cubrir su alimentación diaria, ahora el 25 por ciento de la población batalla para cubrir sus tres comidas.

Las personas que viven en las 106 colonias de Atención Prioritaria, las más pobres de la ciudad y las que carecen de servicios básicos, conocen las necesidades por las que pasan sus vecinos, dijo el coordinador de Bienestar Social del Estado en Altamira, Zeferino Lee.

Indicó que vivir en estos sectores ya es un factor para tener acceso a los apoyos alimentarios que da Gobierno del Estado, se reparten un total de 21 mil, aunque cada día aumenta el número en lista de espera, en este momento hay 5 mil más que buscan ingresar, debido a la cantidad de población flotante que hay en la ciudad.


JERR